Cultura

¿Qué es el tarot y en qué consiste? ¿Realmente puede ayudarte?

Qué es el tarot y para qué sirve

La inseguridad, la curiosidad, la impaciencia… Hay muchos motivos que pueden empujar a una persona a buscar predicciones sobre su futuro en el tarot u otros métodos de adivinación. En mediumangelus.com, a través del tarot, se da respuesta a preguntas relacionadas con el trabajo, el amor o cualquier otra cuestión. Pero ¿qué es el tarot?

¿Qué es el tarot?

El tarot es una baraja de cartas que se puede utilizar para consultar e interpretar hechos, sueños, percepciones o estados emocionales. La lectura se realiza seleccionando unas cartas de la baraja e interpretándolas teniendo en cuenta el orden y disposición en que han sido seleccionadas o repartidas. El tarot se basa en la interpretación pero no tiene nada que ver con la brujería, lo maligno, la hechicería o cualquier acción sobrenatural, que es lo que se suele creer de forma errónea.

¿En qué consiste el tarot?

La baraja está formada por un total de 78 cartas divididas en arcanos mayores y menores. La palabra arcano proviene del latin arcanum y significa misterio o secreto. Los arcanos mayores representan al universo y están divididas en tres grupos: conocimiento, acción y emoción. Los menores, por su parte, informan acerca de acontecimientos o eventos cotidianos. Aunque cada carta tiene su significado, siempre estará condicionada por aquellas que están a su alrededor y la conclusión se extraerá teniendo en cuenta el conjunto.

La baraja del tarot consta de 78 cartas

La tirada

La tirada se realiza sobre un tapete de color morado porque es el color del cambio y se necesita una vela blanca, incienso y no cruzar las piernas para dejar que la energía fluya libremente. Ni el consultante ni el cartomántico pueden cruzarlas. Una vez se ha creado el ambiente apropiado, hay ocasiones en las que se necesitan unos instantes de concentración y meditación.

Hay varios tipos de tirada, como el Juego de las 3 cartas, la Cruz Celta o la de 6 cartas, el Juego de las 11 cartas, el Juego de la Diana, la Estrella de David, el Juego de la Pirámide… Antes, sin embargo, hay que barajarlas y cortarlas. Cada cartomántico tiene sus formas y su propio código para hacerlo, el cual sigue de forma muy estricta.

Una vez se ha hecho la tirada, el siguiente paso es interpretar y hacer una lectura de las cartas.

¿El tarot puede ayudarte?

Autocrítica

Independientemente del tipo de tarot (Marsella, Rider-Waite, Aleister Crowley o cualquier otra variante), el objetivo siempre será conseguir que la persona se conozca más a sí misma a través del pensamiento. Es decir, los arcanos invitan a reflexionar y a valorar los comportamientos para actuar después en consecuencia.

A diferencia de lo que se suele creer, una lectura del tarot no predice el futuro ni dice cómo se debe o no actuar. El tarot sirve para que se inicie una especie de autocrítica y pueda detectarse aquello que funciona y aquello que no para conseguir un futuro mucho mejor.

El tarot invita a la reflexión

Resolver problemas

Hablar con un buen tarorista significa empezar a ver los problemas de una forma mucho más positiva. Se tiende a ver un obstáculo como algo que llega para hacer la vida más complicada, más dura, más triste o más desesperante. Pero no es así. La reflexión que nace a partir de una lectura del tarot es para que ese obstáculo empiece a verse como una experiencia que llevará al individuo hacia un futuro mejor si sabe aprovecharlo o redirigirlo.

Cuando se conocen tanto las cosas buenas como las malas que están por llegar, cualquier persona puede prepararse para afrontarlo de una manera mucho más instructiva. Y este es el objetivo principal del tarot.

Aconsejar

Con lo que dicen las cartas y las palabras del tarotista se puede ver cuál es el camino correcto. La lectura acaba con una serie de consejos que pueden seguirse o no porque las personas somos criaturas de libre albedrío y tenemos total libertad para escoger por dónde ir y cómo ir. Aunque lo más recomendable, porque si no la lectura pierde todo su sentido, es seguir lo máximo posible los consejos del tarotista y creer en aquello que han dicho las cartas. Esta es la única manera de mejorar como personas y ver el futuro de una manera más positiva.

Conclusiones

A modo de conclusión, puede decirse que la labor del tarotista es ser un guía espiritual, ayudar a que las personas se conozcan más a sí mismas y conseguir que todas ellas sean capaces de analizar de una manera mucho más eficiente las situaciones venideras, sean buenas o malas.

Es muy importante dejar de considerar el tarot una especie de magia, brujería o hechicería que sirve para predecir el futuro. Entonces ¿qué es el tarot? El tarot es una manera de conseguir información sobre lo que pasará si se sigue un camino concreto e invita a la reflexión y a la autocrítica para cambiar ese rumbo si es necesario.

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir