Cultura

Carolina Herrera, la gran dama hispana de la moda

carolina herrera y la elegancia

Carolina Herrera es una de las grandes del diseño de alta costura. Además de ser la más importante entre las diseñadoras de origen hispano. La principal curiosidad de su biografía es su tardía vocación por la moda. Hasta los 42 años, Carolina Herrera no descubrió que este era su destino.

La vida de Carolina antes de convertirse en Carolina Herrera

María Carolina Josefina Pacaninis y Niño nació en 1939 en Venezuela. Su padre fue el Gobernador de Caracas entre 1950 y 1958 y su familia disfrutaba de una posición muy acomodada. Fue esto lo que le permitió, desde muy niña, familiarizarse con la alta costura y la moda. En las fiestas familiares tuvo la ocasión de codearse con personajes de la talla de Andy Warhol; pero fue a los trece años cuando asistió a su primer desfile de alta costura.

En este desfile la pequeña Carolina tuvo la ocasión de conocer al mismísimo Balenciaga. En aquel entonces y siendo tan joven, Carolina ni siquiera soñaba con la posibilidad de dedicarse a la moda. Tampoco estaba en su cabeza la idea de llegar a ser una de las más grandes.

La pequeña Carolina fue educada como se educaba a las mujeres de entonces. La educaron en el “saber estar”. Su propósito en la vida debía ser cuidar de su casa, de sus hijos y ser la perfecta esposa de algún hombre importante. Nada presagiaba entonces el gran giro que daría su vida.

A finales de los años 50 y a la tierna edad de 18 años, Carolina se caso con Guillermo Behrens Tello. Con él tuvo sus dos primeras hijas. El matrimonio con él no fue lo que Carolina esperaba, y pocos años después la pareja opto por el divorcio. En la Venezuela de los años 50, aquello fue un escándalo mayúsculo.

Quizá te interese leer:  Anna Freud, una mujer extraordinaria en la sombra del psicoanálisis

carolina herrera, la gran dama de la moda

Unos años después, en 1969 se caso, en segundas nupcias con el aristócrata venezolano Reinaldo Herrera. De él tomo el apellido con el que después sería conocida en todo el mundo. El quinto marqués de Torre Casa era, además, el editor de la revista Vanity Fair y un entusiasta de la moda. Con Reinaldo tuvo otras dos hijas y una activa vida social. En 1971, más de diez años antes de inicia su carrera en la moda, Carolina ya estaba en todas las listas de las mujeres mejor vestidas del mundo.

Los inicios de su carrera en la moda

Con más de 40 años y toda la vida dedicada a sus hijas, Carolina Herrera comento con su amiga Diana Vreeland que quería diseñar estampados. La que fue editora de Vogue se rió a carcajadas de la ocurrencia de su amiga y medio en broma, medio en serio, la animo a presentar su primera colección.

Dicho y hecho. Una mujer que en toda su vida solo había trabajado seis meses, se decidió a dar un giro radical a su existencia y convertirse en diseñadora. Ella siempre ha dicho que el talento para el diseño no es una cuestión de estudios. Decía que el éxito es una cuestión de ojo e instinto, y eso a ella le sobraba. Con mucha inteligencia supo rodearse de los mejores, aquellos que tenían que convertir en realidad los modelos que ella soñaba.

El primer desfile de Carolina Herrera

Presento su primera colección en 1981, con Andy Warhol y Bianca Jagger sentados en la primera fila del desfile. Fue un auténtico bombazo. La crítica no fue muy amable con aquella colección. Pero su aceptación entre el público y el éxito de ventas, pusieron las críticas en un segundo plano.

Tras el éxito de aquel primer desfile y contando con el apoyo de su marido, Carolina y su familia se trasladaron a Nueva York para estar en el centro del mundo de la moda.

Quizá te interese leer:  Mata Hari, la espía más famosa de la historia

Otro gran momento de sus inicios fue cuando consiguió que algunos de sus diseños ocuparan el escaparate de Martha’s, la boutique más elegante de Park Avenue. También fue un hito en su carrera el diseño del traje de novia de Carolina Kennedy (1986), que terminó de lanzarla al estrellato.

Pero no solo de vestidos se hace la moda. Carolina Herrera quería también complementar la imagen de su marca con fragancias propias. Para ello consiguió, en 1987, firmar un acuerdo con Puig, una de las grandes casas de perfumes del mundo.

Carolina Herrera, diseñadora de fama mundial

carolina herrera frases célebres

Desde el lanzamiento del perfume Carolina Herrera en 1988, la firma de esta venezolana subió como la espuma. A partir de ese momento, Carolina Herrera comienza a consolidarse en el panorama mundial de la moda. Su fama y su talento están al nivel de otras grandes de la moda como Coco Chanel

Los años 90 fueron excepcionales para la firma, consiguiendo vestir a las mujeres más importantes del cine, la televisión, la cultura o la política. Todo esto la animó a decidirse a abrir sus propias tiendas, cosa que comenzó a ocurrir a partir del año 2000.

En el año 2000 abre su primera boutique en Madison Avenue. Después, en 2001, Carolina Herrera crea la firma CH Carolina Herrera. Ésta es mas enfocada a complementos (bolsos o gafas). Después de aquello, ha sido un no parar de éxitos y reconocimientos.

Desde entonces hasta hoy, Carolina Herrera cuenta con más de de 280 centros de distribución en más de cien países. El número y el éxito tanto de sus colecciones como de sus fragancias la ha convertido, no solo en millonaria, también en una de las grandes de la moda.

Carolina Herrera, la gran dama hispana de la moda
4.5 (90%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba