Curiosidades

Coco Chanel, la apasionante vida de un icono de la moda

tienda chanel en new york

Gabrielle Chanel (Saumur, 1883 – Paris, 1971), más conocida por todos como Coco Chanel, fue un icono de la moda y una de las mujeres más influyentes del siglo XX. El bolso Chanel, el vestido negro, el traje de tweed o Chanel nº5, son solo una parte de la enorme herencia que Chanel ha dejado en el mundo de la moda.

Pero Coco, fue mucho más que una diseñadora. Fue una mujer de bandera que rompió los esquemas de una sociedad a la que le costaba mirar al futuro. Inteligente, decidida y con buen ojo para los negocios, pero también errática, soberbia, y oportunista. Coco Chanel estuvo llena de contradicciones que supo mantener desde la elegancia y la independencia.

La detalles de la vida de este gran personaje son tan apasionantes como sus creaciones y ayudan a entender como fue la vida de Gabrielle Coco Chanel. Una mujer de leyenda.

Mujeres de leyenda: Amelia Earhart

Cuando sólo era Gabrielle Chanel

Aunque Coco mentía frecuentemente sobre sus orígenes, lo cierto es que su niñez estuvo envuelta en miseria. Hija de un vendedor ambulante y una campesina, Gabrielle era la segunda de un total de 5 hermanos. Cuando tenía 11 años su madre falleció y junto a sus hermanas fue enviada por su padre al monasterio Aubazine. Allí fue educada por las monjas de la Congregación del Santo Corazón de María. Fue durante estos años cuando Gabrielle aprendió a coser y a bordar, además de recibir una estricta educación católica.

Esta abadía circense del siglo XII, tan hermosamente austera, tuvo una influencia palpable en los gustos y los diseños de la muchacha que se iba a convertir en un icono de la moda.

A loa 18 años Gabrille fue enviada a un internado para señoritas a Moulins. Allí coincidió con su tía paterna, Adrienne, solo dos años mayor que ella y una de sus grandes amigas.

Ambas jóvenes comenzaron trabajar en una sastrería de la ciudad. Los hombres acaudalados de la zona, que acudían a la sastrería, coqueteaban con las dos jóvenes y las invitaban a los cabaret y a los café-concert. Así Gabrielle se enamoró del mundo del espectáculo e inició una fugaz carrera como cantante.

gabrielle coco chanel

Cómo Gabrielle se convirtió en Coco Chanel.

En 1902 comenzó su fugaz carrera como cantante, entreteniendo al público del café La Rotonde de Moulins entre actuación y actuación de los artistas principales. Entre su repertorio habitual había dos canciones que se hicieron muy populares: «Ko ko ri ko» y «Qui qu’a vu Coco?». Así, fue durante estos años cuando esta grácil y bonita muchacha, que no destacaba por su voz, pero si por su encanto, comenzó a ser conocida como Coco Chanel.

Quizá te interese leer:  Reconocimiento de la mujer ¿feminismo o actualidad?

Fue en La Rotonde, en Moulins donde Coco conoció a Étienne Balsan, su primer amante y la persona que le abriría las puertas del mundo.

Coco Chanel y sus primeros amantes, los hombres que hicieron posible su negocio.

Balsan, rico heredero y oficial de caballería, introdujo a Coco en el mundo de la alta sociedad y el lujo. Los modelos que ella misma  presentaba en los eventos a los que asistía rompían con el estilo Belle Epoque. Este estilo,  recargado, barroco y con el corsé como elemento indispensable, se vio desbordado por un estilo fresco, elegante, sencillo y cómodo. El estilo Chanel.

Fue Balsan quien financió la primera tienda de sombreros de Chanel en París. Se inauguro en 1909 y tuvo un gran éxito. Tanto fue así que un año más tarde inauguro su casa de moda, Chanel Models en la mítica Rue de Cambon de París.

Gracias a Balsan, en 1911 Coco conoció capitán inglés Arthur Capel.  Este se convertiría en su amante y continuaría financiando la apertura de nuevas tiendas. Este hombre era importante dentro de alta sociedad inglesa. Abriría para Coco la puertas de nuevos mercados en Inglaterra y Estados Unidos.

En 1916 salio por primera vez en la revista Vogue. El motivo fue la presentación de su primera colección de otoño. Se hizo muy popular tras abrir  tiendas en Deuville o Biarritz, lugares de descanso para adinerados de toda Europa, y esto fue su gran salto.

A partir de ese momento sus modelos empezaron a venderse en tiendas en Estados Unidos e Inglaterra. Se convirtió en una diseñadora de renombre internacional.

En 1919 su amante, Capel, falleció en un accidente que marcó definitivamente a Coco. Ella declaró años después que “lo que siguió a su muerte no fue una vida de felicidad”. Este triste acontecimiento inspiro el famoso diseño del pequeño vestido negro, marca clásica de la firma Chanel y tan de moda hoy como entonces.

coco chanel

Coco Chanel, su consagración en la moda y sus influyentes amigos.

Tras la muerte de Capel, Coco se dedicó en cuerpo y alma a su negocio y por el camino, además de creaciones impactantes también acumulo un buen numero de amigos influyentes.

En 1920 conoció a Igor Stravinsky, a quien acompañaría y ayudaría en sus creaciones, y con quien colaboraría en la creación de los diseños para algunas de sus obras.

En 1923 comenzó una relación con el mismísimo Duque de Westminster, Hugh Richard Arthur Grosvenor, que duraría la friolera de 10 años y que convertiría a Coco Chanel en una pieza importante dentro de la estricta aristocracia inglesa. Los rumores también dicen que, durante este periodo, mantuvo un breve romance con el Príncipe de Gales, Eduardo de Windsor (que se convertiría en el Rey Eduardo VIII de Inglaterra), aún a pesar de estar también en relaciones con su primo.

Quizá te interese leer:  Regalos para el día de la madre por menos de 40€

Fue Grosvernor quien le presentó a Winston Churchill, con quien mantuvo una amistad que duraría el resto de su vida. También Demetrio Romanov, primo del Zar de Rusia, formaba parte de su circulo de amistades, gracias, por supuesto, al Duque de Westminster.

Y entre tanto elenco de amistades importantes no podían faltar los grandes artistas de Hollywood. Greta Garbo o Marlene Dietrich, fueron clientas privadas de Chanel. Samuel Goldwyn, uno de los productores más influyentes, también fue amigo fiel de Chanel. Sin olvidar el gran cine europeo, como Jean Renoir o Luchino Visconti.

Así entre 1920 y el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, tanto el negocio como la agenda de Coco Chanel fue creciendo de forma exponencial.

Coco Chanel y su colaboración con los Nazis.

Cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial, Chanel cerró todas sus tiendas, pero permaneció en París. Vivía en el Hotel Ritz, conocido por albergar a los altos mandos nazis. En aquellos años mantenía una relación amorosa con un oficial alemán, miembro de la inteligencia. Durante años corrieron rumores que señalaban a Coco como espía y colaboracionista. Sus manifestaciones en contra de homosexuales y judíos- a pesar de contar con grandes amigos judíos- tampoco ayudaron. Cuando finalizo la guerra, fue interrogada en repetidas ocasiones acusada de colaboración con los nazis, pero nunca se pudo demostrar nada.

Aún así su reputación en Francia quedó gravemente dañada y Coco decidió trasladarse a Suiza en 1945.

El regreso de Coco Chanel

Fue en 1954 cuando Chanel regreso a París y abrió de nuevo su casa de modas. Aunque sus primeras colecciones no fueron bien recibidas en un París que no olvidaba su colaboración con los nazis. Sin embargo, Chanel consiguió importantes éxitos en Estados Unidos y Reino Unido. Con el tiempo, regreso a la cima de la moda en todo el mundo.

Considerada uno de los iconos de la moda, tuvo una vida emblemática y apasionante. Si bien, nunca se consideró a si misma una mujer feliz. Enganchada a la morfina desde los años 30, Coco Chanel murió en 1971, tras unos últimos años de soledad y enfermedad.

Coco Chanel, la apasionante vida de un icono de la moda
5 (100%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba