Maternidad

Viajar en avión con bebés: todo lo que debes saber para hacerlo tranquila

Viajar en avión con bebés

Para muchos, viajar en avión produce mucho estrés. Esta situación empeora cuando, además, tenemos que hacerlo con niños pequeños. Por este motivo, a lo largo del siguiente artículo te explicaremos todo lo que debes saber para viajar en avión con bebés.

Consejos prácticos

Es importante que a la hora de viajar en avión con bebés sigas los consejos prácticos que te vamos a ofrecer a continuación.

Conocer a tu bebé

Los bebés se van a comportar del mismo modo fuera del avión que dentro de él. Por este motivo, analiza sus comportamientos para hacerte una idea de lo que puede suceder dentro del vehículo.

Ten cuenta qué le gusta, qué come, qué lo distrae y cuánto duerme, entre otros factores. Esto te ayudará mucho a hacer más llevadero el viaje y a planificarlo mejor.

Ser precavidos

Si el viaje en avión dura más de dos horas debemos tener en cuenta las necesidades esenciales del bebé y llevar suficientes pañales, toallitas, biberones y leche de fórmula si no sigue la lactancia materna, así como agua. Aunque los bebés no necesitan muchas cosas y para ellos estar con sus padres es lo principal, si nos falta lo básico nuestro esperado viaje se puede convertir en una tragedia de lloros y rabietas.

Cuenta con que la seguridad del aeropuerto te dejará subir la cantidad suficiente de leche de fórmula, pero también puede abrir los envases por razones de seguridad. Además de la leche de fórmula, necesitarás para la preparación del biberón agua embotellada. No podrás pasar botellas de agua por los controles de seguridad, pero podrás comprarlas una vez estés en las puertas de embarque o pedirlas en el avión. 

Viajar en avión con bebés

Planificación del vuelo

Es importante hacer una lista antes del viaje para asegurarnos de que llevamos todo lo que necesitamos en el aeropuerto y a bordo del avión. 

Intenta llevar un equipaje de mano lo más ligero posible para poder desplazar a toda la familia por el aeropuerto con la máxima agilidad. Cuenta con que el cochecito del bebé tendrás que dejarlo en la entrada del avión y luego habrá que recogerlo con la pérdida de tiempo que puede suponer si hay que hacer un transbordo.

Los cochecitos, las mochilas, los juguetes, los sacaleches y los asientos para el automóvil tendrán que pasar por los escáneres de seguridad, por lo que si te agobias con el bebé pide ayuda en el aeropuerto.

Cambiar al bebé

En la mayoría de los aviones cuentan con un cambiador de pañales en el baño. Si no es así, consulta con el personal de vuelo cuál es la forma más adecuada de cambiar el pañal antes de hacerlo en un asiento o en la bandeja de la comida. Algún pasajero puede sentirse incómodo ante esta situación.

Vuelo nocturno o diurno

Teniendo en cuenta uno de los apartados anteriores, como es el sueño del niño, si tu bebé suele dormir bien de noche es muy aconsejable que trates de tomar un vuelo nocturno. Por supuesto, esto estará sujeto a la disponibilidad de vuelos entre los destinos que quieras viajar.

¿Qué asiento escojo?

Debemos de tener en cuenta en todo momento qué clase de asientos tiene la aerolínea en la que vamos a viajar. Por ejemplo, si los reposabrazos se retiran o son fijos, o la anchura de los asientos. Son pequeños detalles que nos ayudarán a organizarnos mejor. Además, deberemos informarnos de si la compañía ofrece cunas especiales de vuelo para el pequeño.

Entretenimiento

Dependiendo de la edad del bebé, podemos asegurarnos de que el pequeño esté entretenido con unos sencillos juegos. Por ejemplo, podemos llevar algún juguete o muñeco que sea conocido por el bebé, para que lo sienta familiar.

Otros juegos que funcionan muy bien son los rompecabezas (pequeños, por el espacio), los stickers y los juegos de armar figuras.

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir