Curiosidades

¿Será nuestro Facebook de hoy un problema para nuestros hijos mañana?

niños y facebook

Facebook nació hace años. No es un mal invento. Es entretenido y nos permite estar al día en la vida de mucha gente de la que, de otra manera, no sabríamos nada. Ya tenemos, incluso, abuelas dándole al me gusta.

Nuestra red social favorita nos va ofreciendo, de tanto en tanto, una compilación de los momentos que hemos querido compartir.  Lo hacemos con nuestros amigos, familiares, conocidos y con esos otros amigos de Facebook que ya ni recordamos conocer. Si te pones a mirar todas esas fotos y comentarios te puedes ir haciendo una idea de cuales han sido los grandes momentos de alguien. Esto no es un problema ya que ese alguien esta colgando su vida en la red de forma voluntaria y consciente. Para bien o para mal, es nuestra decisión como adultos si queremos que nuestra vida quede recogida en esta u otra red social, blog o web.

Los pensamientos, momentos memorables o viajes que decidimos publicar en nuestro Facebook nos pertenecen tanto a nosotros como a las personas con quienes lo hemos vivido. ¿Vosotras no tenéis una amiga o familiar que os ha pedido que no publiquéis fotos suyas en el “face”? Seguro que os ha comentado que no le gusta y que no se siente cómoda. Sin embargo cuando se trata de nuestros hijos, sobre todo si son pequeños…

niños en internet

A ninguno se nos ocurre pensar en preguntarles: oye, cariño ¿te importa si publico las fotos de tu cumpleaños?

Normalmente no. Sin embargo, según van creciendo les vamos enseñando lo peligroso que es colgar según qué cosas en la red. La de peligros que pueden acechar a través de la pantalla del ordenador, la tableta o el móvil.

Quizá te interese leer:  Trucos para pasar tiempo de calidad con nuestros hijos

El tema es que, en muchos casos, cuando nuestros hijos nacieron nosotros ya teníamos Facebook. Las fotos de nuestro retoño, desde que nació hasta el momento es que es difícil tomarle una foto porque se ha hecho mayor y pasa de nosotros, están colgadas en nuestro muro, archivadas en nuestros álbumes y accesibles a nuestros “faceamigos”.

Antes de que ellos tengan edad de tener su propio perfil, una parte de su vida ya está en la red. Cierto es que, como madres y padres responsables, jamás se nos ocurriría colgar algo que pudiera dañar a nuestros hijos. Pero sí es seguro que en las reuniones familiares nos gusta contar alguna anécdota de los enanos, que las tienen por cientos. Y quizá, nos animemos a publicar esas mismas anécdotas en nuestra red social. Situaciones que pueden hacer que nuestro retoño se avergüence o pase un mal rato. Fotos o historias que a nosotros nos resultan tiernas o divertidas, pero que a ellos no les parecerían tan graciosas o tiernas y preferirían que se hubiera quedado en la intimidad familiar.

Yo me alegro mucho de que, cuando era niña, no existieran las cámaras digitales ni internet. Hay momentos de mi infancia que mis padres todavía recuerdan entre risas. A mí me hacen pasar una vergüenza atroz. Es una bendición que no queden testimonios gráficos de esos momentos.

internet y privacidad

Todo esto no es más que una reflexión que, creo, podría resultar interesante plantear.

Cuando nuestros retoños tengan 20 años,  por muy activos que sean en internet es probable que haya más información sobre ellos publicada por nosotros que por ellos mismos.  Quizá esto no es una buena idea.

Quizá te interese leer:  Vuelta al cole ¿cómo preparar todo para que tu hijo empiece con buen pie?

Deseamos lo mejor para nuestros hijos. Un futuro prometedor y sobre todo felicidad. Pero realmente no tenemos ni la más remota idea de lo que será de ellos cuando sean adultos. La única certeza, es que queremos estar en su futuro adulto para seguir tratándolos como niños. Pero, teniendo esto claro, ¿estamos totalmente seguros que lo que publicamos de ellos en nuestras redes sociales o blog, no les perjudicara o molestara en el futuro? ¿Estamos seguros de que somos los verdaderos dueños de esas imágenes e historias? ¿Estamos seguros de que, llegado el caso, podremos hacer desaparecer todo eso de la red?

Yo no. No estoy segura de nada de esto y por eso cada vez me cuesta más darle a publicar. A pesar de lo guapísimo y gracioso que esta mi nene en esa foto,  no termino de tener claro que sea una buena idea  compartirla en una red social. Aún así, a veces, le doy a publicar.

Como ya he comentado, esto no es más que una reflexión.

 

¿Será nuestro Facebook de hoy un problema para nuestros hijos mañana?
4.5 (90%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba