Maternidad

¿Cómo dar de comer a tu bebé cuando no quiere comer papilla?

Cómo dar de comer a tú bebé

Si eres mamá primeriza, te conviene saber cómo dar de comer a tu bebé cuando rechaza las papillas, ya sean caseras, o “de bote”. Aunque dentro del refranero popular circulan mil consejos y apaños de la abuela, lo mejor, en todo caso, es consultar con un especialista si el problema es realmente serio. En la mayoría de los casos, sin embargo, no será él, sino tú, el origen de la falta de apetito.

Cómo dar de comer a tu bebé: nuestros consejos maestros

Y es que, como sucede con casi todo, nadie nace sabiendo, y enseñar a comer, así como aprender, requiere de buenas dosis de paciencia, y un conocimiento certero de la psicología infantil. Finalmente, el gusto es una factor a tener en cuenta, así no te cortes en ser diversa con la dieta que le trituras.

La comida, por defecto, ha de resultar una experiencia placentera

No valen las prisas: tu bebé tiene derecho a decidir qué comer y a qué ritmo hacerlo. Esa máxima que versa “los bebés no diferencian” está bastante mal planteada. Especialmente si tu hijo tiene carácter, deberás darle algo de margen para aprender a comer, y a disfrutar de la comida.

Al final, el hambre siempre acaba apareciendo y si bien una cucharada te parece poco, es un primer paso que tu bebé debe dar por su cuenta. Y cuando introduzcas un nuevo ingrediente, paciencia también, puede que un día solo se atreva con un par de cucharadas de puré de verduras; seguro que otro día se anima a comer un poco más.

Siéntalo bien y evita que se atragante o le tomará miedo al hecho de comer

Comiendo bien sentado

Ser muy liberal, en este sentido, no es muy recomendable hasta que nuestro bebé se haya acostumbrado a comer. Lo ideal es que esté bien erguido para evitar atragantamientos. Si durante sus primeras comidas sufre un incidente de esta clase, lo más seguro es que durante las próximos días se muestre reticente a comer nada. Por ello, invierte algo de tiempo en enseñarle a sentarse antes de comer y verás como, superados los primeros meses tras la lactancia, el mismo se ubica oportunamente para recibir su ración de nutrientes.

Que sí, que sí, que mi papilla no le gusta

De nada te servirá probar una y otra vez a darle de comer la misma papilla, con el mismo modo de preparación, y con los mismos ingredientes. Como decíamos antes, tu bebé tiene gusto, y puede que el problema esté en el preparado que intentas hacerle comer.

Usa otras técnicas de cocinado antes de triturar, incluye nuevos alimentos y prueba de manera separada algunos que ya le has intentado dar mezclados con otros. Si después de probar varias opciones, nada da resultado, prueba a pedir recetas a tu madre o amigas. Seguro que al final das en el clavo.

Otro consejo, al hilo de este, es que no hagas demasiada comida al principio, así te ahorrarás tener que tirarla. Ve a lo seguro y prepara una cantidad moderada.

¿Será que no trituro bien su comida?

Se aconseja que la comida sea agradable al paladar, es decir, que no contenga hebras ni esté demasiado espesa, entre otras características que hacen de un triturado, una experiencia deliciosa. Aquí no tienes más que aplicar el sentido común, ¿cómo te gusta a ti un puré? ¿Lleno de trozos de cáscara de verdura o suave, uniforme y suelto? Ten en cuenta esto al preparar su menú, igual no es la razón principal, pero seguro que te ayuda.

No hay una única respuesta a la pregunta cómo dar de comer a tu bebé cuando no quiere comer tu comida, sin embargo, las recomendaciones anteriores pueden ayudarte a mejorar su predisposición hacia ella.

¿Cómo dar de comer a tu bebé cuando no quiere comer papilla?
5 (100%) 3 voto[s]

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Subir