Fitness

Yoga Iyengar ¿Qué es, en qué consiste y qué beneficios tiene esta modalidad?

Cómo practicar yoga iyengar

El yoga Iyengar es un estilo purista de yoga que nace en los años sesenta y toma su nombre de su creador, B.K.S. Iyengar. Es un estilo muy meticuloso de yoga que pone un especial énfasis en la precisión y la alineación, es excelente para desarrollar la fuerza y la flexibilidad e incluye detalles de otras modalidades como el control de la respiración (pranayama) y de la postura (asanas). ¿Quieres saberlo todo sobre esta beneficiosa disciplina? ¡Sigue leyendo!

¿Quién fue B.K.S Iyengar?

Yogacharya Sri B.K.S Iyengar nació en la India en 1928 y estudió y practicó yoga continuamente durante más de 85 años. B.K.S Iyengar comenzó sus estudios de yoga a una edad temprana con su gurú, T. Krishnamacharya, a quien a menudo se le llama «El Padre del Yoga Moderno».

B.K.S Iyengar trajo el yoga al mundo occidental en los años 70 y su libro Light on Yoga ha sido la fuente de información para generaciones de estudiantes de yoga en todo el mundo. Enseñó durante más de 75 años en los cinco continentes e hizo el yoga accesible y relevante para la gente de todo el mundo. Inventó muchos de los accesorios de yoga que usamos hoy en día y exploró sus beneficios como tratamiento para una variedad de condiciones médicas graves.

¿Qué hace diferente al yoga Iyengar?

El yoga Iyengar es el método de yoga más practicado en el mundo y el más accesible para los no iniciados en la práctica, ya que se ayuda de multitud de accesorios para lograr que cada postura de yoga sea apto para todo el mundo, con independencia de su condición física.

Qué es el yoga iyengar

Este tipo de yoga, además, se centra en la alineación postural, por lo que es particularmente bueno para los problemas posturales; y, como hay que enfocar toda la atención en los y el esfuerzo detalles precisos de cada pose, también es beneficioso para aliviar el estrés y la ansiedad, ya que logra despejar la mente.

El yoga de Iyengar se centra sobre todo en la calidad del movimiento más que en la cantidad, para ir adquiriendo seguridad a través de su práctica. Si has visto o probado otros tipos de yoga, te puede dar la sensación de que una clase de Iyengar va a un ritmo más lento, pero no te equivoques: esto no significa que haya que trabajar menos. Pronto te darás cuenta de que tienes que trabajar duro, porque es muy metódico y hacer las posturas correctamente exige un gran trabajo mental y corporal.

Los accesorios, una de las características más distintivas de este tipo de yoga

Un estudio de Iyengar siempre tendrá una amplia gama de accesorios de yoga – bloques, mantas, correas, sillas y refuerzos – para ayudar a cada estudiante a encontrar la alineación adecuada en las posturas. Los accesorios ayudan a los estudiantes a mantener las posturas alineadas incluso cuando son nuevas para ellos, o en caso de que tengan alguna limitación física crónica, estén lesionados o simplemente rígidos.

Aunque estos accesorios siempre estarán disponibles en una clase de yoga Iyengar, no siempre serán necesarios. No están ahí para complicar la práctica, sino para simplificarla y hacerla accesible a todo el mundo, ya que en ocasiones resulta difícil realizar todas las posturas correctamente, lo que puede resultar frustrante.

¿Qué debo esperar de una clase de yoga Iyengar?

En una clase de yoga Iyengar, la forma en que se enseñan las posturas es la misma en todo el mundo. Cada maestro seleccionará una serie de posturas para una clase específica por una razón específica, pero cada postura será exactamente la misma en esencia, quienquiera que sea el maestro y en cualquier parte del mundo en que se encuentre. Eso significa que puedes entrar en cualquier clase de Iyengar y encajar inmediatamente.

Una clase de yoga Iyengar para principiantes se centrará en posturas de pie para que pueda aprender los fundamentos de cómo ajustar y alinear el cuerpo correctamente. Las posturas de pie forman la base antes de pasar a posturas más avanzadas y necesitan ser estudiadas continuamente, incluso cuando ya se dominan las posturas más avanzadas.

Todos los profesores de Iyengar se someten a un entrenamiento completo para asegurar que sus futuros alumnos reciben una instrucción de calidad. Un profesor de Iyengar totalmente cualificado siempre tendrá una Certificación de Iyengar Yoga actualizada.

De una clase de este tipo de yoga, por tanto, se puede esperar que incluya una secuencia de movimientos que progresan de una postura a otra con seguridad y una excelente calidad técnica. Un maestro bien calificado proveerá una clara demostración y explicación y corrección y ajuste individual cuando sea necesario. Finalmente, una clase de Iyengar termina con posturas revitalizantes, para que te vayas sintiéndote lleno de energía.

¡Puntúa este artículo!

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir