Salud

¿Infección vaginal? Prevenla e identifícala para tu bienestar

Prevenir infección vaginal

Si eres mujer, es posible que hayas sufrido alguna infección vaginal en determinado momento de tu vida. De hecho, estas infecciones son más comunes de que lo se cree. Pueden afectar tanto a niñas como a mujeres con una vida sexual activa. Por ello, es primordial que sepamos cómo identificar los síntomas de estas patologías.

De seguro más de una vez has sentido gran incomodidad en los órganos pélvicos. Quizá picazón, ardor o mal olor. Sí, sabemos que resulta terrible. Pero no te sientas mal, ya que este problema tiene solución y nos pasa a todas. Lo importante es que sepas determinar cuando existe una infección vaginal. Presta atención los síntomas que presentes y sigue sencillos pasos para sanarte.

Primero, veamos qué es una infección vaginal. Normalmente, en la vagina se ubican una serie de microorganismos que protegen esta área de otros tipos de bacterias. Sin embargo, a la hora de la intromisión de un hongo o una bacteria dañina, empiezan los problemas. Son muy diversas las causas de las infecciones en esta área. En medicina se usa el término “Vaginitis”, para referir a todas aquellas patologías y dolencias que se refieren a ésta zona. Los tipos de infecciones pueden variar según los síntomas y las causas.

No obstante, las infecciones más comunes en dicha zona son por hongos. Vaginosis bacteriana o tricomoniasis, son alguna de ellas. Es posible que esos términos te suenen aterradores. Pero si es tú caso y estas presentando algún síntoma, no te preocupes demasiado. En la actualidad, existen muchísimos mecanismos y productos para erradicar las bacterias que producen la infección vaginal.

Identificar infección vaginal

La infección vaginal es más común de lo que crees

Sí, la infección vaginal es muy frecuente y existen varios tipos. Una de las más comunes es la vaginosis bacteriana, sin embargo, esto depende del protozoo que se esté alojando en la vagina. De esta forma, se determina el tipo de infección que se presenta. La Gardnerella vaginalis es uno de las más conocidas. Al igual que la Trichomona.

¿Cuáles son los síntomas?

Generalmente, la infección vaginal, cualquiera de sus tipos, presenta los mismos síntomas. Pero, hay mujeres en la que esta condición es asintomática. Por lo tanto, siempre son necesarios chequeos del médico especialista en ginecología. El especialista será quién te ayudará a determinar cualquier anomalía en la vagina. Ahora, si este no es tú caso, y si presentas picazón, ardor y olor vaginal, es muy probable que necesites acudir a un médico. Además, otro síntoma común es el dolor para orinar o la molestia mientras tienes relaciones sexuales. Aunado a esto, ciertas secreciones distintas a las habituales pueden ser advertencia de que algo anda mal.

Quizá te interese leer:  ¿Por qué las mujeres necesitan dormir más que los hombres?

De ser así, es posible que ahora mismo tengas una infección vaginal. Pero no debes alarmarte. Primero, conoce las causas de estas incomodas patologías. Incluso, una de las más recurrentes, la Trichomona, puede transmitirse sexualmente. Por ello, es necesario tomar en cuenta, también, a tu pareja a la hora de ir al ginecólogo.

Causas de las infecciones vaginales

A la hora de conocer las causas por las cuales contraemos una infección vaginal podemos quedarnos impactos. ¿Por qué? Porque son muchas las razones por las que se produce ésta patología. Lo que quiere decir que, debemos ser muy cuidadosas cuando se trata de nuestros órganos pélvicos.

Puedes estar pensando que la higiene excesiva te puede salvar de la infección vaginal. Pero debemos decirte que es todo lo contrario. Aunque, claramente, debes asearte diariamente, al menos 2 veces al día, y con mucha delicadeza. Tampoco, puedes excederte en esta tarea. Especialmente, debes evitar el uso de jabones o desodorantes íntimos que puedan resecar la zona.

Por irónico que parezca, muchos de estos productos contienen compuestos que fácilmente desequilibran el PH vaginal y allí entra la infección vaginal. Así mismo, el uso de preservativos o espermicidas, al igual que los lubricantes, pueden producir efectos colaterales en el organismo.

Por otro lado, los descontroles hormonales en la menopausia, la presencia de bacterias como las que te mencionamos antes y el uso de protectores diarios o toallas higiénicas por más tiempo del recomendado son agentes detonantes. Existen múltiples factores que pueden incidir en la aparición de una infección vaginal.

Como ves, son muchos los aspectos que debemos considerar para evitar una infección vaginal. Sin embargo, siempre se pueden tomar precauciones…

¿Cómo prevenir una infección vaginal?

Una de las previsiones que debes tener en cuenta es asearte cada vez que tengas relaciones sexuales, antes y después. Tanto tú pareja como tú. Prevenir una infección vaginal es más fácil si mantenemos una higiene adecuada. Además, el uso del preservativo es determinante para evitar tanto infecciones como enfermedades de transmisión sexual. Recuerda que, cualquiera de estas patologías se puede contagiar por el sexo.

Quizá te interese leer:  Beneficios de los anticonceptivos orales, no todo es malo

De igual forma, es recomendable lavar muy bien tus manos antes y después de ir al baño. Pues todo lo que tocas en el día, contiene bacterias que no quieres que te produzcan una infección vaginal. Como sabes, el agua es vital para todo ser humano. Pues entérate que también previene las infecciones. Ya que, ingiriendo abundante líquido, puedes desechar muchas de las bacterias dañinas que se localizan en el área genital. Claro está, a través de la orina.

El tipo de ropa que uses es otro factor que puede prevenir una infección vaginal. Procura usar prendas holgadas y de algodón. Nunca uses ropa sintética en el área genital. Ya que esta textura ayuda a la proliferación de bacterias y hongos.

Lo ideal es que tú misma laves tus prendas íntimas de forma manual. Así te aseguras de que todo permanezca lo más limpio posible y que no queden rastros de detergentes. Los productos químicos pueden causar irritaciones que podrían convertirse en un foco de bacterias que dan paso a la infección vaginal.

Otras recomendaciones…

Los expertos recomiendan que antes y después de la relación sexual la mujer orine. También, resulta perjudicial, si estás en la playa, permanecer por mucho rato con el bañador mojado. De más está decirte que si notas algún cambio repentino con respecto al color, olor o cantidad de tus secreciones, no dudes en acudir al médico. Puede tratarse de una infección vaginal.

Ahora bien, con respecto al tratamiento. Lo mejor es que acudas a un profesional que te oriente. Específicamente sobre cómo actuar ante una infección vaginal y la forma de controlar el PH en ésta zona. A pesar de que en el mercado existen variadas opciones para erradicar cualquier patología, no debes automedicarte. Los óvulos o cremas tópicas para la vagina son muy especificas y se usan según la bacteria a la que ataquen.

Como comprenderás, estos productos pueden ayudarte a disminuir los síntomas, pero es necesario conocer qué tipo de infección vaginal tienes. Por tanto, es necesario un examen especializado. Y así actuar con el medicamento indicado contra la bacteria que se localiza en el órgano genital.

¿Infección vaginal? Prevenla e identifícala para tu bienestar
4.5 (90%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba