Salud

Caléndula ¿Qué es y cuáles son sus propiedades, beneficios y usos?

Qué es la calendula

La caléndula es una planta de color amarillo-naranja que sirve, además de para decorar jardines y parques, para tratar lesiones tópicas, proteger contra infecciones y como ingrediente para productos cosméticos. Los expertos recomiendan ceñir el uso de esta planta a aplicaciones por vía tópica, pero en algunos de sus usos tradicionales es por vía interna.

¿Qué es la caléndula?

La caléndula es una planta muy conocida por los aficionados a la jardinería y puede encontrarse en parques y jardines. También puede cultivarse en macetas y jardineras que se vayan a colocar en balcones o ventanas. Incluso hay quienes la utilizan para ahuyentar a los insectos. Es una planta muy resistente, soporta tanto la sequía como las heladas pero necesita mucho sol para crecer sana y fuerte. Pero además de todas estas características, la caléndula es una planta medicinal gracias a los principios activos que contiene. Estos componentes son muy útiles para la planta porque le permite defenderse de depredadores, atraer a insectos polinizadores y facilitar la captación de luz y nutrientes. Para las personas estos componentes tienen cualidades terapéuticas.

La caréndula es una planta medicinal

¿Para qué sirve la caléndula?

Antiséptica y cicatrizante

La caléndula hace que heridas, quemaduras y úlceras sanen a una mayor velocidad porque incrementa la cantidad de sangre que fluye hacia las partes lesionadas del cuerpo y produce más colágeno, que es fundamental para que la piel se regenere. También se ha demostrado su eficacia en manos y pies agrietados, psoriasis, irritaciones dérmicas, rasguños, eccemas, labios secos, llagas y acné, entre otros. La caléndula también evita que queden cicatrices.

Cuida la piel de los bebés

La piel de un bebé es muy delicada y sensible, pero la calándula, gracias a sus propiedades emolientes, calmantes y suavizantes, es perfecta para ellos. Esta planta contiene betacaroteno, fitoesteroles y ácido salicílico, muy útil para aliviar irritaciones que pueden producirse en la piel del bebé, como, por el ejemplo, a causa del roce del pañal, que es muy común en verano.

Antiinflamatoria

Es perfecta para reducir el dolor y los procesos inflamatorios aplicándola tópicamente sobre la piel. También se ha demostrado que es muy eficaz para combatir inflamación de encías (gingivitis) o lengua (glositis).

Regulación del ciclo menstrual

Uno de los principios activos de la calándula es el flavonoide, que es un reparador de los vasos sanguíneos y de la circulación. Gracias a este componente reduce los espasmos que produce la menstruación a las mujeres. También se ha demostrado que es un buen fungicida, por lo que puede utilizarse en caso de sufrir candidiasis vaginal u otras enfermedades producidas por hongos, como el pie de atleta.

La caléndula tiene numerosos beneficios

Ayuda con la vista cansada

Hoy en día estamos rodeados de pantallas. El ordenador, el teléfono móvil, la tablet y el televisor hacen que la vista se canse y que se enrojezcan los ojos. La caléndula alivia estos síntomas y hasta puede ser una gran aliada para combatir la conjutivitis o una inflamación ocular porque posee propiedades antibacterianas y antivirales.

Las personas que padecen de vista cansada son más propensas a padecer cefaleas y mareos. Con la caléndula también se pueden combatir estos síntomas.

Disminuye los problemas intestinales

La caléndula tiene unos efectos coleréticos que ayudan en la digestión. Beber una infusión de caléndula es perfecto para las personas que sufren de gastritis, vómitos o indigestión, entre otros problemas digestivos.

Limpia e hidrata la piel

Las cremas que contienen caléndula son perfectas para aplicarlas de noche y eliminar restos de maquillaje. También se ha demostrado que hidrata la piel y la limpia de todo tipo de impurezas, desde pequeños granitos hasta verrugas.

¿Cómo utilizar la caléndula?

La calándula puede tomarse en cocimiento. Tras la cocción de una hierba medicinal, se obtiene un líquido que contiene todas las propiedades de la planta. Este líquido, tomado con moderación, puede aliviar cefaleas y mareos. Se recomienda no tomar más de tres cucharadas diarias, aunque nuestro consejo es consultar antes con un profesional médico para encontrar la cantidad adecuada.

Cómo utilizar la caléndula

También puede tomarse como una infusión herbal que ayudará a tratar la gastritis, las úlceras, un problema intestinal o hasta padecimientos internos provocados por una inflamación. Si se ingiere en forma de tintura puede estabilizar el ciclo menstrual.

Aunque las opciones anteriores son muy interesantes, lo más común es utilizar la calándula como remedio de aplicación tópica. Los extractos de esta planta se utilizan para tratar heridas, quemaduras o cualquier problema de piel. Las infusiones, por su parte, cuando están frías pueden utilizarse para limpiar el ojo y así calmarlo y refrescarlo, incluso combatir una conjuntivitis.

Hoy en día pueden encontrarse también cosméticos que contienen calándula para proteger la piel, limpiarla e hidratarla.

Contraindicaciones

Se desaconseja consumir caléndula durante el embarazo o la lactancia por su efecto regularizador de la menstruación. Tampoco se recomienda a personas que puedan ser alérgicas a ella. En este caso el simple contacto con la planta puede provocar picor en la piel, sarpullidos, congestión nasal e irritación de garganta y ojos, entre otros síntomas.

Una dosis alta de caléndula puede provocar problemas gastrointestinales. Deben evitarse las dosis altas o los tratamientos prolongados por vía oral.

Las personas que estén tomando cualquier otro medicamento deberán consultar con un médico si pueden o no tomar caléndula.

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir