Maternidad

Adoptar un hijo, una decisión que te cambiará la vida

Conoce si puedes Adoptar un hijo

La adopción es una forma de proporcionar nuevas familias a niños que no pueden ser criados por sus padres biológicos o dentro de su familia de sangre. El otorgamiento de una orden de adopción implica mucha responsabilidad, al igual que la maternidad subrogada. Además, está de por medio los derechos legales del niño. Por lo tanto, los padres adoptivos no sólo deben cumplir con la normativa que establezca la ley. También, con el compromiso emocional y social que involucra el ser padres. Adoptar un hijo es un compromiso de por vida. Recordemos que, el niño o los niños se convierten en miembros de pleno derecho de la familia adoptiva.

Por otro lado, los niños que son sujetos a procesos de adopción provienen de familias disfuncionales, abandonos, maltratos, entre otras circunstancias que los hacen vulnerables. Desde el punto de vista psicológico, un niño adoptado debe ser sanado de todos los traumas y situaciones dolorosas que han ocurrido en su vida. Los padres adoptivos deben, muchas veces, enfrentar grandes retos para introducirlos emocionalmente dentro de la familia. Adoptar un hijo, entonces, es una decisión que debe ser tomada con mucha consciencia.

¿Cómo saber si puedo adoptar un hijo?

La mayoría de las personas que desean adoptar un hijo, deben cumplir de manera obligatoria los siguientes criterios…

Tener más de 21 años y ser capaz de demostrar que puede proporcionar un entorno familiar estable y acogedor al niño o niña en cuestión. Por otro lado, es de suma importancia demostrar que puede permitirse cuidar a un niño. Esto, tiene que ver con diversos factores y no sólo el monetario. Aunque no tiene que ser particularmente adinerado, siempre debe contar con una entrada económica estable. No solo para saciar sus necesidades básicas, sino también las del niño que formará parte de su familia.

A la hora de adoptar un hijo cumplir satisfactoriamente con los requisitos en cuanto a referencias médicas, estado de salud, referencias laborales, medios económicos, referencias personales y de antecedentes penales.

Hay ciertos aspectos que no tienen mucha importancia. Pero, aun así vale la pena mencionar dado que son importantes al momento de hacer una evaluación al aprobar la adopción de un hijo. Tal es el caso de la ubicación de la vivienda o residencia. Es decir, en muchos casos, es un requisito obligatorio que el lugar de vivienda coincida con el lugar de adopción. De esta manera, los cuidados sociales pueden hacer un seguimiento al niño que ya sido adoptado de una manera más directa.

Quizá te interese leer:  Tus derechos como madre, conciliación de la vida laboral y personal

Adoptar un hijo es una decisión que no debe ser tomada a la ligera

Normalmente, se busca que los niños adoptados sean de minoría. Esto, en términos de masas sociales. Es decir, que se englobe grupos étnicos en particular o niños con ciertas condiciones o características determinadas. Por ejemplo, la adopción busca unir y no separar hermanos. Muchas veces, si se desea adoptar a un hijo hay que investigar si el niño tiene hermanos que están en la misma situación. Unir hermanos separados al nacer o por distintas razones es prioridad a la hora de pensarse una adopción.

También, niños con algún tipo de discapacidad. Ya sea motora o de aprendizaje y que además se encuentren en una edad escolar son de los casos que no todos aceptan a la hora de adoptar. Aunque, su adopción facilita un crecimiento social más ameno, no todos los padres adoptivos o de acogida aceptan estas responsabilidades. Si una persona se muestra dudosa al adoptar un hijo, es necesario que acuda a los trabajadores sociales a cargo. De esta manera, puede aclarar todo tipo de confusiones que le impiden consolidar la decisión de adoptar o no a un hijo.

El proceso de adopción ¿Cómo funciona?

El proceso de adopción se centra en encontrar los hogares adecuados para los niños que se encuentran bajo el cuidado de la organización social en cuestión. Por lo tanto, se hace necesario una firme comprensión sobre los tipos de niños a los cuales brindar ese apoyo. Analizar aspectos como los antecedentes, la religión, el idioma y la cultura de la persona dispuesta a adoptar un hijo es necesario para poder asegurar que la adopción es ideal y será exitosa.

Muchas organizaciones llevan a cabo una sesión de información de adopción. En el primer acercamiento se le hace llegar a la persona un formulario a llenar. De esta manera, se pueden conocer las verdaderas intenciones al adoptar un hijo. Al igual que, lo que puede brindarle y las enseñanzas a transmitir. Sumado a ello, hay otro formulario que comúnmente se llama registro de interés. En el cual, se determinan los intereses sujetos a la adopción y la descripción ideal de lo que es tener un hijo. Todo esto, sujeto al justificativo de tomar la opción de adopción para tener el cuidado de otro ser humano en plena etapa de formación.

Una vez llenado dichos registros se adiciona la carta de solicitud. Es en este momento, cuando la organización encargada del niño podrá notificar al padre adoptivo si su solicitud ha sido aceptada o denegada. El proceso de adoptar un hijo involucra etapas hasta que la adopción sea definitiva.

Primera etapa

Si hay un visto bueno en la solicitud, se da inicio a lo que es la primera etapa para el proceso de adopción. La cual, consiste en una pre evaluación. Enfocándose en lo que es la capacitación inicial, la preparación y realización de controles y referencias que determinan si la persona involucrada está apta para adoptar un hijo. Usualmente, se lleva a cabo en los próximos dos meses de aprobada la solicitud para pasar a la etapa dos.

Quizá te interese leer:  Los antojos durante el embarazo ¿cómo controlarlos?

Todo sobre Adoptar un hijo

Segunda etapa

La segunda etapa es la evaluación y se completa aproximadamente en 4 meses. En ella, se asigna un trabajador social que estará reportando las condiciones en las que se encuentra la persona o la familia interesada en adoptar. De esta manera, se podrá conocer a fondo todo acerca del núcleo familiar. Es decir, un estudio completo del hogar. En el cual, se analizan las capacidades emocionales para ejercer como tutor legal del niño. Además, saber si cuenta con una buena red familiar o de amigos que le faciliten al pequeño una buena atmósfera de crianza y de ayuda. Una vez el reporte hecho por el trabajador social se considere óptimo. Los futuros padres podrán pasar a la siguiente etapa de adoptar un hijo.

Tercera etapa

La tercera etapa es hacer coincidir a un niño con la persona ideal que esté interesada en adoptar un hijo. Todo lo anterior, será trasladado a organismos afiliados. En los cuales, se hace una reevaluación sobre todo el proceso. Iniciando, además, un periodo de presentación antes de que el niño pueda ser trasladado a su nueva residencia.

Después de haber superado y avanzado en cada uno de los pasos del proceso de adopción el niño. Este es trasladado a su nuevo hogar. Desde ese momento y hasta que el niño alcance la mayoría de edad la familia será monitoreada. Es decir, cada cierto tiempo el trabajador social u organismo competente realizará visitas a la residencia. En las cuales, podra conocer y saber las condiciones en las que se desarrolla el niño adoptado. Esto, es una forma de hacer seguimiento a la adopción y corroborar el buen funcionamiento de la familia.

El procedimiento de adoptar un hijo pudiera parecer difícil. Sin embargo, cada paso resulta necesario para garantizar que la adopción sea la indicada. Esto, no sólo garantiza el bienestar del niño. También, el de la familia en general. Es sumamente importante que el niño a adoptar esté en buenas manos. Es una decisión que no sólo cambiará la vida de los padres adoptivos, también la del niño. Puesto que, resulta el primer paso para labrar su futuro brindándole así una calidad de vida óptima por el resto de su vida.

Adoptar un hijo, una decisión que te cambiará la vida
5 (100%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba