Fitness

Consejos para cuidar tus zapatillas de pádel correctamente

cómo cuidrar tus zapatillas de pádel adecuadamente

¿Eres deportista? Entonces sabrás que contar con unas zapatillas adecuadas es vital para evitar lesiones y heridas. En deportes de impacto como el pádel aún más. El calzado es un elemento crítico para practicar pádel. ¿Quieres saber cómo cuidar tus zapatillas de pádel correctamente?

Hemos consultado a los fabricantes y estos son los consejos que nos dan para que las zapatillas de pádel nos duren más y los errores que cometemos con todo el calzado deportivo.

¿Por qué utilizar las zapatillas de pádel solo para jugar al pádel?

Cuando se comienza a practicar pádel, se tiende a centrar los recursos en la pala de pádel, pensando que cualquier zapatilla es adecuada para jugar al pádel. Error. Utilizar unas buenas zapatillas de pádel es crítico para mejorar el juego y evitar lesiones.

De hecho, a diferencia de lo que ocurre con las palas de pádel, las zapatillas de pádel sufren un gran desgaste: los movimientos durante el juego son más agresivos; la pista come mucha suela y las posturas forzadas llevan al límite a sus materiales.

Los fabricantes insisten en la necesidad de destinar este calzado únicamente para jugar al pádel, y no para correr o pasear por la montaña. Su diseño está pensado para responder a las necesidades del juego, no para otros usos, para los cuales existe calzado específico.

Está demostrado que cuando se destina este calzado a otros deportes, el desgaste es más intenso y rápido. Teniendo en cuenta que no es un calzado deportivo barato, seguro que te gustaría saber cómo cuidarlas, ya sean zapatillas de pádel para mujer o para hombre, y de este modo poder conseguir alargar su vida útil.

Consejos para cuidar tus zapatillas de pádel y que duren años

Factores que influyen en cuánto duran las zapatillas de pádel

¿Qué hace que unas zapatillas de pádel duren más o menos? Salvo si juegas con escasa recurrencia, el calzado deportivo por su propio uso pierde elasticidad, estabiilidad y amortiguación. Que nuestras zapatillas duren más y alarguemos el tiempo de uso depende de estos factores:

1. El peso del jugador

En cualquier deporte físico, son los pies quienes soportan y reciben la fuerza del peso del deportista. De ahí que las zapatillas deban diseñarse para soportar esta fuerza. Ésta será mayor o menor en función de tu masa corporal.

2. Con qué frecuencia practicas pádel

El deportista que juegue todos los días un partido notará que debe comprar zapatillas de pádel con mayor frecuencia, sobre todo si la intensidad de juego es alta.

El uso favorece el desgaste. De media, las zapatillas de pádel tienen una vida programada de 100 partidos.

3. El tipo de pisada

Cómo pisemos y nos movamos por la pista también va a influir en cuánto nos duran las zapatillas (y en general, cualquier calzado). Si quieres alargar la vida de tus zapatillas, no está demás realizar un estudio biométrico de la pisada.

4. La superficie de juego

No todas las pistas están en las condiciones adecuadas para jugar al pádel sin comer las suelas de las zapatillas de pádel. Si la pista es de granito, nuestro calzado sufrirá más que en las pistas de cesped artificial.

5. La calidad de la zapatilla de pádel

Si utilizamos unas zapatillas de pádel muy baratas, evidentemente obtendremos un calzado de menor calidad, y por lo tanto, menos preparado para resistir la brusquedad de movimientos y el desgaste propio del juego. A mayor inversión, nos aseguramos un calzado más resistente, y, por lo tanto, que dura más en el tiempo.

factores que hacen que las zapatillas de pádel duren más

Así has de limpiar las zapatillas de pádel para cuidarlas adecuadamente

Más allá de tenerlas en un lugar adecuado, en el que se seque sin la acción de focos de calor concentrado, el único cuidado que hemos de tener para cuidar las zapatillas de pádel correctamente es el momento del lavado.

Es muy común cometer el gran error de meter las deportivas (de pádel o de cualquier otro deporte) en la lavadora. Exponerlas a este sistema de limpieza solo consigue cuartearlas, además de hacer perder sus propiedades a los materiales y geles que las componen.

¿Qué hacer para limpiar las zapatillas de pádel? Al acabar el partido, si has jugado en una pista estándar, tendrás en el interior y en la punta sal. Sacúdela antes de meterlas en el paletero y que se extienda por la ropa.

Una vez en casa, separa los cordones y las plantillas del resto de la zapatilla y lávalos por separado. Los cordones se pueden meter en la lavadora; las plantillas no.

Con una esponja limpia, agua caliente y jabón antigrasa limpiaremos la zapatilla y la plantilla.

Para su secado, evita colocarlas cerca de fuentes de calor directo (secadora o calefacción). Prioriza zonas con corrientes naturales, a poder ser al aire libre, sin exponerlas, eso sí, a la luz directa del sol. ¿Durante cuánto tiempo? Será suficiente con 24 horas.

errores en el mantenimiento de las zapatillas de pádel

¿Cómo saber cuándo cambiar las zapatillas de pádel?

Aun cuando se cuiden las zapatillas de pádel, su vida útil es limitada. Las primeras señales de desgaste excesivo llegan a través de la suela. Esta tiene como función dotar de estabilidad a la pisada.

Si está desgastada, comenzaremos a notar cómo, cada vez en más ocasiones, se producen patinazos con movimientos a priori seguros.

En las primeras etapas de desgaste, solo muestra su cara en pistas con cesped artificial muy gastado o en pistas con mucha arenilla, y puede despistarnos y alegar que es una cuestión de pista.

El daño es más evidente cuando se reiteran los resbalones en varios tipos de pistas en un espacio corto de tiempo en movimientos no proclives a generar esta situación.

Vigila la suela cuando ya hayas jugado unos 60 partidos con tus zapatillas.

Del mismo modo, la tela también suele dar síntomas de desgaste: rasgarse, aparecen grietas, se pela, etcétera.

A los primeros síntomas, retira las zapatillas y busca unas nuevas.

¿Qué ocurre con las zapatillas de pádel usadas?

Ha llegado el fin de su vida útil, pero, ¿qué hacer con las zapatillas de pádel que ya están desgastadas? Si el desgaste no es excesivo y la tela está en buenas condiciones podemos destinarlas a un uso más casero.

Si el desgaste compromete su integridad o tiene zonas despegadas o rasgadas, lo ideal es llevarlas a los puntos de recogida donde las procesan o dan una segunda vida.

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir