Salud

Dejar de fumar, todos los motivos que necesitas para hacerlo ¡Ya!

dejar de fumar

Si fumas, es probable que hayas oído las súplicas de amigos y familiares pidiéndote que dejes de fumar. Probablemente sepas que al fumar eres más propenso a enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, cáncer, enfisema, bronquitis crónica y otras afecciones.Pero conocer los riesgos a largo plazo puede no ser suficiente para empujarte a dejar de fumar, especialmente si eres joven. Por eso, en esta entrada te mostramos los motivos que necesitas para dejar de fumar y no ser tan propenso a sufrir enfermedades y problemas de salud.

Motivos que debes tener en cuenta para dejar de fumar

Vivirás más tiempo

Según la Sociedad Americana del Cáncer, aproximadamente la mitad de todos los fumadores que continúan con su hábito morirán de una enfermedad relacionada con el hábito de fumar. Al fumar, también te arriesgas a sufrir más enfermedades pulmonares, cardiacas y otras afecciones relacionadas con el hábito.

No te dejes engañar por el hecho de que ya es demasiado tarde para dejar de fumar porque “el daño ya está hecho”. Hay muchos datos que sugieren que dejar de fumar a cualquier edad es positivo para tu salud, ten en cuenta que las personas que dejan de fumar a los 50 años reducen considerablemente sus probabilidades de morir en los 15 años siguientes.

Reduces el riesgo de padecer infecciones

consejos para dejar de fumar

Fumar te hace más susceptible a gripes y resfriados estacionales. Normalmente, los fumadores no se dan cuenta de la frecuencia con la que contraen infecciones virales, bacterianas y de otro tipo.

Quizá te interese leer:  ¿Infección vaginal? Prevenla e identifícala para tu bienestar

Los pelos diminutos llamados cilios que recubren el tracto respiratorio, incluyendo la tráquea y los bronquios, están diseñados para protegerte de la infección. Los cilios se mueven constantemente para atrapar las bacterias y los virus que se introducen en la tráquea y los empuja hacia arriba y afuera.

Uno de los efectos tóxicos del humo del cigarrillo es que paraliza los cilios, destruyendo así este mecanismo de protección del núcleo. Es por eso que los fumadores tienen muchas más infecciones. Sin embargo, después de un mes de dejar de fumar, tus cilios comienzan a desempeñar su papel protector de nuevo.

Proteges a familiares y amigos

Al fumar no solo te dañas a ti mismo, sino que también provocas daño a todos los que se exponen a tu humo, como familiares y amigos. El humo que expulsan los fumadores mata a unas 50.000 personas al año y hace enfermar a muchos más, especialmente a los niños.

De hecho, un estudio reciente descubrió que las mujeres embarazadas que viven o trabajan con fumadores tenían un mayor riesgo de muerte fetal que las que no estaban en contacto cercano con las fumadoras, lo que sugiere que la exposición al humo del tabaco puede perjudicar incluso a los bebés al nacer. Los expertos especulan que los químicos en los cigarrillos pueden dañar al feto al restringir el flujo de sangre y posiblemente dañar la placenta.

motivos para dejar de fumar

El humo que fuman pasivamente las personas que se encuentran a tu alrededor, contiene todos los mismos carcinógenos que se encuentran en el humo que inhalaron tus pulmones. Los bebés y niños en hogares de fumadores sufren más resfriados, bronquitis, infecciones de oído y otros problemas respiratorios y pulmonares que los niños que viven en hogares libres de humo.

Quizá te interese leer:  Consejos útiles para cuidar tu espalda

Tu cuerpo se repara cuando dejas de fumar

Al dejar de fumar, después de unas horas de tu último cigarro, tu cuerpo comienza a repararse a sí mismo. Comienzas a recuperar tu fuerza entre una semana y 10 días después de dejar de fumar. También recuperas tu sentido del olfato y el gusto. Tu ritmo cardíaco y tu presión arterial disminuyen casi de inmediato, y en pocas semanas tu circulación y capacidad para respirar mejoran drásticamente.

También te verás mejor. Fumar envejece la piel, causando arrugas, mancha tus dientes, dedos y uñas, y causa mal aliento.

Reduce tu rendimiento en la actividad física

Muchos fumadores reducen su capacidad, con el paso tiempo, para hacer con comodidad cosas tan simples como subir unas escaleras o disfrutar de actividades deportivas en las que alguna vez participaron sin dificultades, como correr o jugar a voleibol.

Incluso los atletas jóvenes que tienen una condición física superior, no tienen un buen desempeño si fuman porque con el tiempo, fumar hace que los pulmones y el corazón trabajen más.

Ahorras dinero

Fumar es un hábito muy caro. El fumador promedio gasta alrededor de 2000 € al año en el consumo de tabaco. Simplemente suma todo el dinero que gastas en paquetes de tabaco en un día, luego multiplícalo por 365.

Dejar de fumar, todos los motivos que necesitas para hacerlo ¡Ya!
5 (100%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba