Relaciones

Prejuicios sobre mujeres lesbianas

beso entre mujeres lesbianas

Los prejuicios sobre mujeres lesbianas se encuentran latentes en nuestra sociedad, incluso dentro de la propia subcultura lésbica, y concretamente dentro de la idea del propio sexo entre mujeres, el cual puede llegar a ser muy placentero pero también conlleva a grandes prejuicios, ya que existe la idea generalizada de que, hay muchas chicas que piensan que lo que aporta en el terreno sexual un hombre, jamás podría hacerlo una mujer; aunque también existe la idea contraria, de que lo que te puede aportar una mujer, no lo podría conseguir un hombre; teniendo en cuenta que existen tantas opiniones y gustos como personas, la verdad es que cada cual es libre de expresar sus propias preferencias siempre y cuando no se convierta en un cliché peyorativa para el otro colectivo.

Este artículo va dirigido a visibilizar los prejuicios de la subcultura de las relaciones entre mujeres, ya sea debido a que nunca se han familiarizado con personas que les guste le mismo sexo; o bien dentro de las mismas homosexuales, los clichés que se genera por su condición de que siempre le han gustado las chicas y nunca han estado con un hombre; bien mujeres que con el tiempo se han dado cuenta de que les gusta las personas de su mismo sexo y buscan el origen, o bien porque les guste ambos sexos, e incluya a las féminas dentro de su abanico de disfrute y se sientan incomprendidas dentro de la estructura social.

Prejuicios sobre mujeres lesbianas

El sexo entre mujeres es diferente en algunos aspectos al de las relaciones heterosexuales; y no precisamente porque no exista un miembro viril, el cual, puede ser simulado perfectamente, si no más bien porque al tener el mismo aparato reproductor y miembros sexuales, hace que exista una sincronización prevía especial a la hora de practicar con tu pareja. Aunque cada chica siente mayor placer con un tipo de orgasmo diferente, es decir, hay algunas que son más clitorianas que vaginales y a la inversa, y aunque dentro de las relaciones heterosexuales se puede sentir lo mismo, si es verdad, que ya de antemano, la parte que está proporcionando placer, sabe cómo y cuando tiene que tocar, y conoce con mayor intuición la forma de proporcionar placer a su pareja. Así como la parte que recibe, conoce lo que se siente exactamente cuando está interviniendo la otra parte. Es más bien, sobretodo en posturas donde no existe fehacientemete el rol, como la coloquialmente denominada tijerita, donde ambas partes disfrutan en igualdad de aspectos esenciales, como biológicos, en forma y contenido.

Quizá te interese leer:  Entender a las mujeres ¡no es tarea fácil para los hombres!

Los prejuicios sobre las lesbianas aumentan la brecha entre las diferencias de género

Existen varios roles dentro del abanico tan amplio de expresar y sentir la condición homosexual; existen chicas activas, esto quiere decir, que prefieren y se sienten más cómodas siendo ellas las que proporcionan el placer, es así porque su forma de disfrutar y recibir el placer es estimulando sexualmente a su chica; pero ¿Existe alguna similitud entre la chica activa sexualmente y su apariencia física? Existen teorías que por muestras estadísticas reflejan que las chicas de rol activo son aquellas que tienen una apariencia masculina o andrógena, ya que les gusta sentir el rol de hombre en la relación; aunque dentro de esta actividad, también son versátiles. También existe este tipo de perfil llevado al extremo, en el sentido de que no les gusta ser pasivas o que su pareja sea la que le proporcione el placer, por llamarlo de alguna forma. Sin embargo, en un sentido amplio, esta característica de asociar lo que llamamos chica activa con un tipo de apariencia concreta, no está del todo claro, pues existen chicas que sin reflejar un aspecto masculino o andrógeno, suelen desempeñar el rol activo.

También surgen dudas y cuestiones acerca de la apariencia en cuanto que hay personas que piensan que si les gusta las mujeres ¿por qué visten como chicos o tienen una actitud masculina? Esta repuesta es sencilla, pues probablemente vivirán su identidad en concordancia con lo que les hace sentir bien, siendo precisamente la imagen con la que se sienten ellas mismas; aunque yendo más allá y en la misma linea, hay personas que se cuestionan que ¿Si te gusta las mujeres por qué te gusta las chicas masculinas y no un hombre? Esta respuesta también es sencilla, pues hay chicas que les atrae la idea de estar con una mujer cuya identidad tenga conductas masculinas o andrógenas sin que tengan que ser hombres.

Quizá te interese leer:  Rutina, un mal necesario para evitar el caos

Existen prejuicios sobre las lesbianas, porque es un tema tabú en casi todas las culturas del mundo

También existe el pensamiento generalizado de que si una chica es femenina, no aparenta ser lesbiana, pues con esta praxis, es como si para serlo tuvieras que ir marcando un paquete; esta teoría es del todo incierta, pues existen muchas mujeres que les gusta ponerse vestidos y tacones y les encanta las mujeres. Por otra parte, aparece la idea generalizada, sobretodo en hombres, de que si ve a una pareja de lesbianas, ya ellos quieren convertir a alguna de ellas a la heterosexualidad porque piensan que los que le da su pareja chica no es nada comparado con lo que les proporcionaría él, este egocentrismo observado, ya provenga de un hombre o de una mujer, es un cliché muy común originado sobretodo, por ciertos hombres, que refleja que no tienen ni idea de lo que es el respeto hacía el género, sea masculino o femenino.

El machismo también puede darse en parejas homosexuales, al final ser gay no te convierte en un moralista ilustrado, los homosexuales pueden tener los mismos clichés que una persona heterosexual y reflejarlo de la misma forma en sus relaciones.

Con este artículo, no me gustaría generar el malentendido de que se pretenda catalogar el sexo entre mujeres ni la propia imagen del género homosexual femenino en calificativos simplistas como rol activo/pasivo, apariencia másculina/femenina, ect; si no más bien expresar con libertad y naturalidad lo que muchas personas piensan y nunca dicen, ocasionando un mar de prejuicios ocultos ocasionados por la ignorancia y aumentando la brecha de las diferencias entre género/sexualidad. Al final el sexo entre mujeres, entre hombres, heterosexuales así como la orientación sexual, es libre, siendo la única verdad literal aplicable en este artículo que a veces los que más prejuicios tenemos, somos nosotros, con uno mismo.

Prejuicios sobre mujeres lesbianas
5 (100%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba