Salud

Yoga, la disciplina para sentirte bien contigo misma

posturas de yoga

La palabra yoga proviene del sánscrito y significa “unión”.  Se trata de una disciplina mental, física y espiritual y tiene su origen en la India donde se han encontrado referencias a esta práctica con más de 3000 años de antigüedad. Nació como una disciplina encaminada a la unión del alma con la divinidad y a la percepción del yo espiritual por encima del yo material. Pero el Yoga ha sabido evolucionar y adaptarse de forma que, sin perder su origen espiritual, se ha convertido una herramienta perfecta para alcanzar el bienestar físico y mental.

El yoga es una práctica sencilla, apta para todos los públicos y fácil de practicar en casa. Básicamente, se basa en dos pilares: las “asanas” o posturas y la respiración. Mediante la unión de estos dos factores la práctica de esta disciplina te ayuda, sobre todo, a sentirte bien contigo misma.

Beneficios del yoga para tu cuerpo

Los asanas están pensados para tonificar cada uno de los músculos y fortalecerlos de forma paulatina. Las posturas de yoga también aportan flexibilidad, dando especial importancia a los estiramientos musculares. En pocas semanas vas a empezar a notar tus músculos tonificados y a sentir el control que te proporciona la relajación y la concentración. Solo es necesario un poco de constancia.

yoga en la playa

Conforme tu musculatura se tonifica, los asanas van acostumbrando a tu cuerpo a mantener una postura saludable: Sentarse correctamente, levantar peso de forma adecuada y conocer y respetar los límites de tu cuerpo. Estas y muchas otras son enseñanzas inherentes a la práctica del yoga.

Quizá te interese leer:  Risoterapia, beneficios para la salud mental y física

Beneficios del yoga para bienestar mental

El principal beneficio del yoga para la mente es la relajación. Parece sencillo, pero, piensa en la última vez que te relajaste de verdad, en la última vez que fuiste capaz de dejar la mente en blanco por unos minutos y olvidar todas las preocupaciones diarias. ¿Lo recuerdas?

yoga y meditacion

A través de las diferentes posturas de yoga y, sobre todo, de una correcta respiración, el yoga te proporciona paz. La capacidad de abstraerte por un rato de todo a tu alrededor y centrarte en ti. Esta capacidad, a su vez, proporciona estabilidad emocional y confianza, además de aumentar tu concentración.

El Yoga es una forma ideal de conocerte y de cuidar de tu cuerpo, al mismo tiempo que te ayuda a ser consciente de cada uno de tus músculos. Pero, quizá, lo más importante es que es una forma de aprender a quererte, respetarte y aceptarte: el yoga te permite ser consciente de lo que eres con orgullo, ofreciéndote la confianza y constancia que necesitas.

Para practicar yoga solo necesitas ropa cómoda, una esterilla y al menos media hora al día o cada par de días. Seguramente puedas sacar un hueco en tu rutina diaria para disfrutar de todos los beneficios que el yoga te ofrece.

Quizá te interese leer:  Síndrome de Peter Pan ¿qué es y cuáles son las claves que ayudan a detectarlo?

Durante la práctica, intenta fijarte en las posturas o asanas a través de vídeos o imágenes para poder hacerlas lo mejor posible, pero no te preocupes si no te salen a la primera, con el tiempo irás mejorando la flexibilidad y la técnica para poder hacer yoga durante unos minutos al día.

Yoga, la disciplina para sentirte bien contigo misma
5 (100%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba