Salud

Mamografía: mitos e importancia

mamografía2

Existen muchas dudas acerca del verdadero beneficio sobre la mamografía. Muchas personas creen que hay un riesgo muy elevado, por lo que prefieren evitar esta prueba. A continuación les explicaremos algunos mitos y la importancia acerca de la mamografía y por qué es un examen que puede salvarte la vida.

Lo primero que todas deben saber es que la mamografía es una prueba de rayos X, en la cual se evalúan los tejidos blandos de las mamas. En mujeres mayores de 40 años, ayuda a detectar el cáncer de mama, lo que permite una detección oportuna y un tratamiento más efectivo. 1 de cada 6 mujeres con cáncer de mama tienen entre 40 y 49 años de edad. Es importante mencionar que las mujeres en las que existe el antecedente de cáncer de mama en su familia, deben iniciar el chequeo mediante la mamografía desde antes de los 40 años.

Mamografía

Uno de los mitos más grandes que existen es que la mamografía te expone a mucha radiación, que puede llegar a niveles peligrosos. Pues, esto es FALSO. El mamógrafo emite radiación, sin embargo a niveles muy bajos, que no representan ningún tipo de peligro para nuestra salud. Los médicos recomiendan siempre hacer una mamografía anual, ya que el beneficio es muy grande, y la radiación no representa ningún tipo de riesgo. La radiación se encuentra en condiciones normales, en el ambiente en el que nos desenvolvemos; y una sesión de mamografía equivale a 6 meses de radiación ambiental. Así que no te preocupes por la radiación, ya que es realmente insignificante en una dosis tan baja como esta.

Quizá te interese leer:  Cálculo del metabolismo basal, así se hace correctamente

Otras personas creen que por no tener ningún síntoma, o antecedentes familiares no hace falta ponerse en control con una mamografía. Esto también es FALSO. 3/4 de las mujeres a las que se les diagnostica cáncer de mama no tienen antecedentes familiares de esta enfermedad, y califican como bajo riesgo para cáncer de mama. Independientemente de los síntomas, se recomienda realizarse una anual a partir de los 40 años. Muchas veces aparecen tumores malignos muy pequeños que no pueden ser palpados, y una mamografía es capaz de detectar un nódulo hasta 2  años antes de que se pueda sentir. Es decir, nos permite detectar con bastante anticipación cualquier lesión maligna que pueda existir, y de esta manera hacer un tratamiento menos invasivo. No esperes a tener síntomas, ya que puede ser muy tarde.

No necesitas que ningún médico te escriba una orden para poder hacerte una mamografía. Aunque tu médico no te lo haya indicado, es recomendable que te realices el examen, ya que tu médico puede haberse olvidado de decírtelo. Luego podrás llevarle los resultados para verificar que esté todo bien.

También es FALSO que si tienes implantes en las mamas no puedes hacertela. Debes hacerla una vez al año, sin embargo es bueno que consultes primero con tu médico, ya que en estos casos se utilizan posiciones especiales, y puede que sean necesarias un par de imágenes más.

Quizá te interese leer:  4 asanas sencillas para empezar a hacer yoga en casa

La importancia de la mamografía se resume en que puede salvar tu vida. En Estados Unidos ha ayudado a reducir la incidencia de cáncer de mama en un 40%. No existe mayor riesgo con este procedimiento, es muy rápido y sencillo, además tiene un enorme beneficio. Siempre debes mantenerte en control con tu ginecólogo al menos una vez al año, realizarte una mamografía y una citología, para confirmar que todo esté bien con tu cuerpo. Difunde esta información y ayuda a más mujeres a saber las bondades y verdades de esta prueba.

¡La mamografía salva vidas!

Mamografía: mitos e importancia
5 (100%) 3 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba