Salud

Consejos para fortalecer tu suelo pélvico con bolas chinas

fortalecimiento del suelo pélvico

Tener un suelo pélvico fuerte es importante para prevenir la incontinencia en mujeres mayores, embarazadas o que han tenido un bebé recientemente. Para ello, existen los ejercicios de Kegel, que consisten en contraer repetidas veces los músculos que rodean la vagina y la uretra y sostienen la vejiga. Estos ejercicios pueden realizarse sin ayuda, pero también puedes fortalecer tu suelo pélvico con bolas chinas, lo cual tiene otro beneficio que cualquier mujer -joven o de edad avanzada- puede disfrutar: mejores orgasmos. Cuanto más fuertes están los músculos, más se contraen, y una mayor contracción significa una sensación más intensa al alcanzar el clímax.

Identificar tus músculos internos, el primer paso para fortalecer tu suelo pélvico con bolas chinas

Para poder empezar a fortalecer tu suelo pélvico con bolas chinas, el primer paso es ubicar el músculo que debemos ejercitar. La mejor forma de localizar el músculo pubeococcigeo es sentarse en el inodoro, comenzar a orinar y probar a cortar el chorro contrayendo los músculos.  Si la orina deja de fluir, lo has clavado. Recuerda esa sensación, porque esos son los músculos que debes trabajar. 

Primeros pasos para fortalecer tu suelo pélvico con bolas chinas

Antes de comenzar, lo primero que debemos hacer es esterilizar nuestras bolas chinas para asegurarnos de que están limpias y que no supone ningún riesgo utilizarlas. Para ello, las meteremos diez minutos en agua hirviendo. Posteriormente, es recomendable lavarlas con agua y jabón y secarlas antes y después de cada utilización, y conservarlas en una bolsita de tela. Una vez que ya están preparadas, para empezar los ejercicios para fortalecer el suelo pélvico con bolas chinas debes estar relajada. Busca un lugar tranquilo a una hora del día en la que nadie te vaya a molestar y, antes de empezar, emplea un par de minutos en respirar lenta y profundamente para calmar tu cuerpo y tu mente.

Quizá te interese leer:  8 métodos de relajación que realmente funcionan

Bolas chinas para fortalecer tu suelo pélvico

Cuando estés lista, pon un poco de lubricante en la punta de la primera bola. Puede parecer demasiado grande y ancha a primera vista, pero entra sin ningún problema. Introdúcela con suavidad en la vagina tal y como lo harías con un tampón o una copa menstrual en la postura en la que estés más cómoda (de pie, sentada en el inodoro o tumbada en la cama). A continuación, introduce la segunda. Las dos bolas deben quedar detrás del músculo. Al ponerte de pie, las bolas tenderán a caer debido a la gravedad, y para evitarlo el músculo se contraerá de forma inconsciente: ya estás “haciendo pesas” para fortalecer tu suelo pélvico con bolas chinas.

Si ves que se salen y no puedes sostenerlas, puedes probar a hacer el ejercicio tumbada. Una vez colocada en la cama, deja una de las dos bolas fuera de la vagina (de forma que quede colgando del cordón que las une) y contrae los músculos hasta que notes que la bola que cuelga sube hasta chocar con la entrada de tu vagina.

¿Durante cuánto tiempo debo usarlas?

Si las usamos a diario durante tres o cuatro meses, los músculos se habrán tonificado y ya no habrá necesidad de fortalecer el suelo pélvico con bolas chinas, aunque sí se recomienda seguir practicando ejercicios de kegel para mantener el tono muscular. En cuanto a la duración de las sesiones, lo mejor es comenzar a usar las bolas chinas de forma progresiva: 15 minutos al día durante las dos primeras semanas, y posteriormente se podrá aumentar la duración de las sesiones a 30 minutos. Si notamos “agujetas” durante el proceso, es conveniente dejar los ejercicios durante un par de días.

Quizá te interese leer:  Eliminar los piojos es sencillo si sigues estos consejos
Consejos para fortalecer tu suelo pélvico con bolas chinas
5 (100%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba