Salud

Adelgazar 10 kilos fácilmente es posible con estos consejos

Consejos para adelgazar 10 kilos

Se acerca el verano, el momento en el que más nos apetece perder esos kilos que no nos gustan. Si estás cansada de probar dietas que parecen eternas y acabas abandonando porque no ves resultados, si ya no quieres hacer sacrificios sobrehumanos para perder solo un par de kilos, estás en el sitio adecuado. Nosotros te daremos unos consejos para adelgazar 10 kilos de una forma sencilla y rápida.

Estos sencillos consejos te ayudarán a perder hasta 10 kilos en un periodo aproximado de dos meses. Las dietas milagrosas no existen y algunas son tan agresivas que pueden ser dañinas para nuestro cuerpo. Así que ten paciencia porque dos meses, en realidad, es muy poco tiempo.

Adelgazar 10 kilos fácilmente

Cómo perder peso

Cambia tu dieta

Reduce la cantidad de calorías que consumes al día

Para bajar peso primero hay que eliminar algunas calorías de la dieta. En este primer punto hay que ser razonable y responsable. No podemos eliminar una gran cantidad de calorías de nuestra dieta de un día para otro porque pondríamos en riesgo nuestra salud. Lo ideal es reducir unas 500 calorías al día para perder alrededor de 1kg a la semana.

Para llevar un control de las calorías que consumes al día, utiliza alguna aplicación para móvil o apúntatelo en algún sitio. Haciendo esto quizá detectas algún alimento prescindible que contiene ya esa cantidad de calorías: snacks, bollería, pizza congelada, bebidas carbonatadas… Puedes cambiar estos productos por otros más sanos y así no solo bajarás de peso, también mejorarás tu alimentación.

Disminuye el consumo de carbohidratos

Hay muchos estudios que demuestran que una dieta baja en carbohidratos ayuda a bajar peso. Lo ideal es reducir los alimentos que sean ricos en carbohidratos y sustituirlos por otros que aporten los mismos nutrientes. Limita el consumo de pan, arroz, pasta, galletas, tortillas, frutas con azúcar y verduras con almidón.

Limitar no significa eliminar, puedes seguir comiendo este tipo de alimentos si no te excedes en las cantidades.

Tus aliados: fruta, verdura y proteína magra

La fruta y verdura tienen pocas calorías pero contienen muchos nutrientes, lo que te ayudará a perder peso sin poner en riesgo tu salud. También puedes incluir en tu dieta unos 85 o 115 gramos de proteína en cada comida. Prueba con los huevos, carnes de ave de corral, carne de res magra, carne de cerdo, marisco, tofu o productos lácteos descremados. Acompaña a esta proteína con verdura y de postre coge fruta baja en azúcar, como la manzana, las fresas, las frambuesas, las moras o los arándanos.

La fruta es una gran aliada para perder peso

Evita refrescos y bebe agua

Muchos estudios han demostrado que las bebidas carbonatadas influyen en el aumento de peso, además provocan hinchazón y gases. Cambia este tipo de bebidas por agua, que es mucho más saludable.

Quizá te interese leer:  ¿Cómo dejar de fumar sin que sea una tortura diaria?

Cuando hablamos de bebidas carbonatadas nos referimos a refrescos. Puedes beberte un refresco de vez en cuando, pero no de forma habitual si quieres bajar peso y llevar una dieta más sana.

Practica deporte

Cambiar de dieta no será suficiente. Si quieres bajar de peso y que tu cuerpo esté sano, tendrás que practicar deporte de forma regular.

Haz ejercicios de cardio

Los ejercicios cardiovasculares son los mejores para perder peso. Para empezar, intenta incluir en tu rutina 150 minutos de ejercicio cardiovascular a la semana. Si correr o hacer bicicleta no te atrae demasiado, en muchos gimnasios ofrecen clases dirigidas que pueden ser muy divertidas. Prueba con aeróbic, body combat, steps, zumba… Las clases suelen durar unos 50 minutos, si vas a tres clases a la semana ya tendrás tus 150 minutos semanales.

Haz ejercicio para perder peso

Muévete más durante el día

Solemos buscar la comodidad en nuestra rutina. Cogemos el ascensor, usamos las escaleras mecánicas, vamos en transporte público o coche a todos los sitios… Intenta hacer pequeños cambios en tu rutina. Utiliza las escaleras siempre que puedas, ve caminando al trabajo si es posible o intenta disminuir el uso del coche o transporte público. Si puedes, coge la bicicleta para desplazarte por la ciudad. Estos pequeños cambios pueden ayudarte a bajar peso y a estar más en forma.

Descansa bien

Puede parecer extraño pero dormir bien durante toda la noche hace que se pierda más cantidad de grasa. Lo más recomendable es dormir entre 7 u 8 horas diarias. La clave está en que cuando se restringe el sueño, aumentan los niveles de grelina. Esta hormona estimula el hambre, reduce el gasto energético y retiene grasas.

Quizá te interese leer:  7 trucos para dormir bien y levantarte descansada y con energía

Nuestro cuerpo no necesita solo dormir, necesita descansar. Asegúrate de que la temperatura de la habitación es la adecuada y que tanto tu almohada como tu colchón son cómodos.

Controla tu pérdida de peso

Consulta con tu médico o nutricionista cualquier duda que tengas. De hecho, es recomendable que acudas a un profesional cada vez que quieras bajar de peso o quieras hacer cambios muy notables en tu dieta.

  • Tu médico o nutricionista te dirá cuántos kilos debes perder para estar dentro de un rango saludable.
  • Si tienes problemas para perder peso, coméntaselo a tu médico. Es probable que te haga algunas pruebas.
  • Cualquier dieta es mejor que esté supervisada por un profesional. Él sabrá detectar si esa dieta es adecuada para ti o si puede haber falta de nutrientes.
  • No existen las dietas milagrosas. Tardarás unos dos meses en adelgazar 10 kilos. Puede parecerte mucho, pero no es ni recomendable ni saludable perder esa cantidad es menos tiempo. Ten un poco de paciencia, dos meses no es tanto.

Cuando hayas perdido los kilos que te habías propuesto, intenta mantener ese peso. Muchas personas, una vez han llegado al peso que querían, empiezan a añadir de nuevo los alimentos que habían eliminado de su dieta o vuelven a aumentar un poco las cantidades. Es justo entonces cuando se produce el conocido efecto rebote.

La mayoría de veces, para perder peso o mantenerlo solo hay que tener unas nociones básicas de alimentación y cuidarla. Una alimentación sana y equilibrada en la que se eviten fritos y grasas saturadas puede ser la clave para tener el peso ideal y tener una buena salud. También hay que controlar las cantidades, por supuesto. De nada sirve comer fruta, verdura y pollo si se hace en grandes cantidades. Y, por último, practicar deporte de forma regular es fundamental.

Adelgazar 10 kilos fácilmente es posible con estos consejos
5 (100%) 3 voto[s]

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Subir