Tratamientos

4 exfoliantes caseros para una piel perfecta y saludable

8 exfoliantes caseros

Al menos una vez a la semana, nuestra piel necesita una limpieza a fondo que podemos conseguir mediante la exfoliación. Exfoliar la piel ayuda a eliminar la piel muerta y otras impurezas que podamos almacenar en la piel de nuestra cara después de todo el día. Además, ayuda a que nuestro rostro luzca más joven y sano. En la industria de belleza hay numerosos productos que te ayudarán, pero contienen químicos, parabenos y otros ingredientes que pueden dañar realmente la delicada piel del rostro. Por ello, es recomendable usar exfoliantes caseros, que son fáciles de hacer y mucho más baratos y beneficiosos. A continuación te dejamos una lista con los más sencillos.

4 exfoliantes caseros fáciles de hacer

Exfoliante facial de azúcar y limón

Hecho de zumo de limón, azúcar, aceite de oliva y miel. Esta mezcla proporciona uno de esos exfoliantes caseros capaces de realizar una limpieza facial en profundidad mientras hidrata la piel. El limón puede ayudar a aclarar la piel, mientras que el azúcar mejora la textura de la piel ya que ayuda a limpiar las células muertas y los poros obstruidos, y la miel y el aceite de oliva hidratan y suavizan la piel.

Ingredientes:

  • 1/2 limón
  • 1/2 vaso de azúcar moreno
  • 1 cucharada sopera de aceite
  • 1 cucharada sopera de miel

Instrucciones:

Pon el zumo de limón y aceite de oliva en un bol  y remueve hasta que se mezclen. Añade la miel y bate rápidamente hasta que los ingredientes se unan en una pasta de una consistencia ligeramente espesa. Añade el azúcar a la mezcla, remueve bien, luego aplícatelo por toda la cara frotando suavemente y retíralo a los 5 o 10 minutos.

Quizá te interese leer:  Depilación por electrolisis ¿realmente funciona?

Exfoliante facial para piel seca

Este es uno de los exfoliantes caseros más simples y efectivos para las pieles extremadamente secas, ya que es una de las opciones menos agresivas para la piel. La avena molida no solo sirve como un maravilloso exfoliante, sino que también absorbe y elimina la suciedad y las impurezas de la superficie, al tiempo que deja la piel nutrida e hidratada. Sirve para casi todos los problemas relacionados con la piel, desde el acné y las quemaduras solares a la piel seca.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de avena molida
  • 1/4 cucharadita de sal
  • Medio vaso de agua

Instrucciones:

1. Mezcla la avena molida con sal, lo que aumentará las propiedades exfoliantes del tratamiento facial.
2. Añade agua para hacer una pasta.
3. Frota suavemente sobre la piel con movimientos circulares, deja reposar de 5 a 10 minutos y enjuaga.
4. Si quieres hacerlo aún más hidratante, puedes sustituir (o mezclar) el agua por aceite de oliva.

8 exfoliantes caseros

Exfoliante casero de café

El café es otro exfoliante natural estupendo, debido a que contiene ácido cafeínico, que tiene efectos antiinflamatorios, y puede impulsar la producción de colágeno. Igual que una taza de café te estimula por la mañana, puede actuar como estimulante para la piel también.

Ingredientes:

  • 1 cucharada sopera de granos de café molidos (no hace falta que estén muy finos)
  • 2 cucharadas soperas de agua o de aceite de oliva

Instrucciones:

1. Para elaborar  exfoliantes caseros con base de café, tienes que mezclar el café molido con agua o aceite de oliva. Recomendamos el aceite de oliva para lograr una mayor hidratación, pero si quieres conseguir la versión más económica y respetuosa con el medio, puedes aprovechar directamente los granos de café de tu cafetera del desayuno. Aplica la mezcla realizando movimientos circulares por toda la cara para arrastrar todas las impurezas, déjala actuar varios minutos y luego aclara con agua templada.

Quizá te interese leer:  Trucos para prevenir o disimular las ojeras del rostro

2. Si utilizas aceite de oliva, no es necesario que apliques una crema hidratante después de exfoliarte, ya que dejará tu cara muy hidratada.

Exfoliante casero de bicarbonato

Las posibilidades que ofrece el bicarbonato de sodio parecen ser cada vez más amplias. Puede eliminar manchas, limpiar duchas y lavabos, o incluso hornear si nos falta levadura.  Pero además, hay otro uso del bicarbonato de sodio no relacionado con la cocina ni con la limpieza: la elaboración de exfoliantes caseros. Los granos de bicarbonato de sodio son del tamaño justo para actuar como un exfoliante suave, y no son pocos quienes afirman que ayuda a eliminar tanto el acné como los puntos negros.

Ingredientes:

  • Bicarbonato
  • Gel limpador facial (a ser posible ecológico)
  • Agua

Instrucciones:

1.  Mezcla el bicarbonato sódico con tu gel limpiador facial diario para convertirlo en un exfoliante casero. Si no lo usas habitualmente, puedes hacer una pasta únicamente con bicarbonato y agua.

2.  Aplícalo sobre tu cara y frota suavemente, déjalo actuar durante cinco o diez minutos y luego aclara y aplica tu crema hidratante diaria.

4 exfoliantes caseros para una piel perfecta y saludable
4.5 (90%) 2 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba