Salud

Cómo hacerte una autoexploración mamaria tu sola ¡Paso a paso!

Autoexploración de pecho

La autoexploración mamaria puede ser una forma importante de detectar el cáncer de pecho en una etapa temprana, cuando es más probable que se trate con éxito. Si bien ninguna prueba individual puede detectar todos los cánceres de pecho en forma temprana, muchos especializados sobre el tema creen que la realización de un autoexamen de seno en combinación con otros métodos puede aumentar las probabilidades de detección temprana.

La autoexploración mamaria es una herramienta de detección útil e importante, especialmente cuando se usa en combinación con exámenes físicos regulares realizados por un médico como la mamografía y en algunos casos el ultrasonido. Cada una de estas herramientas de detección funciona de una manera diferente y tiene fortalezas y debilidades. La autoexploración mamaria es una herramienta conveniente y sin coste que puedes realizar de manera regular y a cualquier edad. Se recomienda que todas las mujeres se realicen una autoexploración mamaria de manera rutinaria como parte de su estrategia general de prevención del cáncer de mama.

Cómo hacerte una autoexploración mamaria en 7 pasos

Autoexploración de pecho

  1.  Comienza mirando tus pechos en el espejo con tus hombros rectos y tus brazos en sus caderas. Debes comprobar que:
    • Tus senos tienen el tamaño, forma y color habituales.
    • Tus senos tienen una forma uniforme sin distorsión visible o hinchazón.
  2. Si notas alguno de los siguientes cambios, informa a tu médico:
    • Hoyuelos, arrugas o abultamientos de la piel.
    • Un pezón que ha cambiado de posición o un pezón invertido (empujado hacia adentro en lugar de sobresalir)
    • Enrojecimiento, dolor, erupción o hinchazón
  3. Ahora levanta los brazos y busca los mismos cambios.
  4. Mientras estás delante del espejo, busca cualquier signo de líquido que salga de uno o ambos pezones (esto podría ser un líquido o sangre acuosa, lechosa o amarilla).
  5. Luego, siente tus pechos mientras estás acostada, usa tu mano derecha para sentir tu seno izquierdo y luego tu mano izquierda para sentir tu seno derecho. Hazlo con un toque firme y suave con las yemas de los dedos de tu mano, manteniendo los dedos planos y juntos. Realiza un movimiento circular, aproximadamente del tamaño de un cuarto. Cubre todo el pecho de arriba a abajo, de lado a lado, desde tu clavícula hasta la parte superior de tu abdomen y desde tu axila hasta tu escote.Sigue un patrón para asegurarte de cubrir todo el pecho. Puedes comenzar en el pezón, haciendo círculos cada vez más grandes hasta alcanzar el borde exterior del seno. También puedes mover los dedos hacia arriba y hacia abajo verticalmente, en filas, como si estuvieras cortando un césped. Este enfoque de altibajos parece funcionar mejor para la mayoría de las mujeres.
  6. Asegúrate de sentir todo el tejido de la parte frontal a la parte posterior de los senos: para la piel y el tejido que se encuentra justo debajo, haz una presión ligera; Realiza una presión media para el tejido del medio de tus pechos.
  7. Finalmente, siente tus pechos mientras estás de pie o sentada. Muchas mujeres se dan cuenta de que la forma más fácil de sentir sus senos es cuando su piel está mojada y resbaladiza, por lo que les gusta dar este paso en la ducha. Cubre todo el seno con los mismos movimientos de las manos que se describen en el paso 6.
Quizá te interese leer:  Síntomas de la ovulación ¡descúbrelos!
Cómo hacerte una autoexploración mamaria tu sola ¡Paso a paso!
5 (100%) 3 votos

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba