Buscar
Close this search box.

Bronceadores caseros que tienes que probar este verano

Únete a nuestra newsletter de marketing

Contenido del artículo

La temporada estival está a la vuelta de la esquina y es el momento perfecto para preparar tu piel para esos gloriosos días de sol. Pero, ¿has considerado alguna vez la posibilidad de utilizar bronceadores caseros?

Estos productos naturales, hechos a mano, te ayudarán a conseguir ese tono dorado que tanto anhelas, pero sin los riesgos asociados a los bronceadores comerciales. Asimismo, muchas veces implican un modesto, aunque importante, ahorro económico.

Bronceado

Por otro lado, cuentan con la gran ventaja de que al prepararlos tú mismo, tienes un control absoluto sobre los ingredientes que utilizas. Esto significa que puedes evitar algunas sustancias químicas que pueden ser nocivas para ti por alguna alergia o que a nivel general se asocien con efectos secundarios negativos.

De igual manera, muchos de los ingredientes que se usan en estas recetas caseras tienen propiedades beneficiosas para la piel. Pueden aportar hidratación, antioxidantes y nutrientes que contribuyen a la salud general de tu piel.

Mejores opciones de bronceadores caseros

Ahora que ya sabes por qué vale la pena usar este tipo de productos en vez de las típicas opciones comerciales, tienes que conocer la selección que hemos preparado para ti:

Bronceador de aceite de coco y cacao

Este bronceador casero es fácil de hacer y tiene un aroma delicioso. El aceite de coco es un hidratante natural que también protege la piel del sol, mientras que el cacao proporciona un tono dorado a tu piel.

Para prepararlo, necesitas dos partes de aceite de coco y una parte de cacao en polvo. Simplemente, derrite el aceite de coco a fuego lento, añade el cacao y mezcla bien. Una vez enfriado, ya está listo para que lo utilices la próxima vez que vayas a broncearte.

Quizá te interese leer:  Depilación con luna menguante para que el vello crezca más despacio

Bronceador de zanahoria y aceite de oliva

Este es otro producto que puedes hacer con ingredientes que muy probablemente ya tienes en tu cocina. Lo que lo hace especial es que la zanahoria es rica en betacaroteno, un antioxidante que se convierte en vitamina A en tu cuerpo y ayuda a proteger la piel de los daños del sol. De igual manera, el aceite de oliva es un hidratante natural que también contiene antioxidantes.

Para hacer este bronceador, necesitarás una zanahoria grande y un par de cucharadas de aceite de oliva. Licúa la zanahoria y mezcla el puré con el aceite de oliva hasta obtener una pasta suave. Aplica esta mezcla en tu piel y disfruta de un bronceado saludable y natural.

Bronceador casero de café y aceite de almendras

El café no solo es delicioso, sino que también puede ayudarte a conseguir un bronceado dorado. Cuando se aplica tópicamente, el café puede teñir temporalmente la piel, dándole un aspecto bronceado. Además, es un exfoliante natural que ayuda a eliminar las células muertas de la piel. El aceite de almendras, por otro lado, es un gran hidratante, de ahí que esta combinación sea tan poderosa.

Necesitarás una taza de café molido y una taza de aceite de almendras. Mezcla los dos ingredientes hasta obtener una pasta. Aplica esta mezcla en tu piel, déjala reposar durante unos 15 minutos y finalmente enjuaga.

Bronceador de té negro

El té negro puede actuar como un bronceador natural cuando se aplica tópicamente en la piel. Contiene taninos, que pueden teñir la piel y darle un tono bronceado.

Quizá te interese leer:  Consejos y trucos para conseguir unos pechos firmes de forma sencilla

Prepara una taza de té negro fuerte y deja que se enfríe. Seguidamente, empapa un paño limpio en el té y aplícalo suavemente sobre tu piel. Deja que se seque al aire libre para obtener los mejores resultados.

Bronceador de aceite de sésamo y jugo de limón

El aceite de sésamo es conocido por sus propiedades hidratantes, mientras que el jugo de limón puede ayudar a exfoliar la piel y aclarar las manchas oscuras. Cuando ambos se combinan en un mismo producto, el resultado es un poderoso exfoliante e hidratante.

Bronceadores caseros

Para prepararlo mezcla partes iguales de aceite de sésamo y jugo de limón y aplica esta mezcla sobre tu piel. Asegúrate de lavar bien tu piel después de la exposición al sol para evitar la irritación causada por el limón.

Bronceador casero de manteca de cacao

La manteca de cacao es un humectante natural que también puede ayudar a broncear la piel. Como si esto no fuera suficiente, también tiene un aroma delicioso.

Solo tienes que aplicar la manteca de cacao en tu piel antes de la exposición al sol. Opcionalmente, puedes mezclarla con un poco de aceite de coco para aumentar su eficacia.

Como puedes ver, los bronceadores caseros son una opción fantástica para cuidar tu piel y lograr un bronceado saludable y natural este verano. Además de ser económicos, estos bronceadores son fáciles de hacer y están libres de productos químicos dañinos. ¿Por qué no pruebas hacer uno de estos bronceadores caseros y descubres los beneficios de estos productos naturales por ti mismo? ¡Te prometemos que tu piel te lo agradecerá!

Deja un comentario

Suscríbete y aprende TODO sobre Marketing Digital