Buscar
Close this search box.

Tips para ponerte morena de una forma rápida y saludable

Únete a nuestra newsletter de marketing

Contenido del artículo

Cuando llega el verano, ponerte morena y lucir una piel radiante puede fácilmente convertirse en uno de tus mayores deseos. Sin embargo, es fundamental conseguir un bronceado de manera saludable, sin poner en riesgo la piel. De otra manera, ese deseo puede pasar factura y convertirse en un tormento peor que una piel excesivamente pálida.

Teniendo en cuenta esto, hemos recopilado algunos consejos prácticos para obtener un bronceado rápido y saludable. No solo te brindaremos recomendaciones sobre cómo tomar el sol de forma segura, sino también sobre cómo cuidar tu piel antes y después de la exposición al sol, de forma que todo salga de la mejor manera posible para ti.

Lo que necesitas para preparar tu piel antes de ponerte morena

De la misma manera que es necesario ponerse una buena base antes de una sesión de maquillaje, antes de ponerse morena es necesario que realices una rutina de preparación. Esta es indispensable para preservar la salud de tu piel.

Exfolia

Exfoliar la piel es un paso fundamental antes de broncearse. Al eliminar las células muertas, tu piel estará más receptiva al sol, lo que te permitirá obtener un bronceado más uniforme.

Debes realizar una exfoliación suave en todo el cuerpo, prestando especial atención a las áreas más secas como los codos y las rodillas. El tipo de exfoliante que puedes seleccionar debe ser adecuado de acuerdo a tu tipo de piel y tu edad. Si es un producto indicado para ser usado antes de exponerse al sol, es un añadido importante a tener en cuenta.

Hidrata

Una piel hidratada se bronceará más fácilmente y de manera uniforme. Por ello, es importante aplicar una crema hidratante en todo el cuerpo después de exfoliar. Al igual que con el exfoliante, asegúrate de usar una crema de hidratación indicada para tu tipo de piel.

Por otro lado, asegúrate de beber suficiente agua para mantener una hidratación adecuada desde el interior de tu organismo.

Cómo tomar el sol de forma segura y efectiva para ponerte morena

Ponerte morena

Una vez que has preparado tu piel, llega el momento de que te tumbes ante el sol de la playa, piscina o lugar de preferencia. Sin embargo, por muy sencillo que parezca, incluso es necesario tener en cuenta algunos consejos para que te asegures de que lo haces de forma correcta y sin comprometer tu salud.

Quizá te interese leer:  ¿Cómo podemos eliminar las estrias?

Evita las horas pico de radiación solar

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta al tomar el sol es evitar las horas pico de radiación, generalmente entre las 12:00 y las 16:00. Durante este período, los rayos UV son más intensos y podrían dañar tu piel.

Alternativamente, se recomienda que optes por broncearte antes o después de estas horas. Si no tienes más opción que broncearte en las horas pico, asegúrate de solo exponer tu piel durante un período breve.

Utiliza protector solar adecuado

No te expongas al sol sin utilizar un protector solar adecuado. Asegúrate de aplicarlo en todo el cuerpo, incluyendo las áreas más difíciles de alcanzar, como la parte posterior de las piernas y las orejas.

Asimismo, recuerda que debes reaplicar el protector solar cada dos horas y después de nadar o sudar para mantener la protección.

Cambia de posición regularmente

Para conseguir un bronceado rápido y uniforme, es importante cambiar de posición regularmente mientras tomas el sol. Esto permitirá que cada parte de tu cuerpo reciba la misma cantidad de exposición al sol.

Si ignoras este consejo, correrás el riesgo de conseguir un bronceado irregular que, lejos de mejorar tu apariencia, podría empeorarla.

Alternativas saludables para ponerte morena

Tu única opción no es obtener un bronceado mediante métodos tradicionales. Existen algunos métodos que te permiten conseguir que el moreno en poco tiempo aprovechando los puntos positivos de la tecnología.

Autobronceadores

Si prefieres evitar la exposición al sol, los autobronceadores son una excelente opción. Estos productos brindan un tono dorado sin necesidad de exponer la piel a los rayos UV.

Además, hay una amplia variedad de formatos disponibles, como cremas, mousses y espráis, por lo que no tendrás que comprometer tu comodidad. Incluso las opciones disponibles se adaptan a diferentes presupuestos.

Quizá te interese leer:  ¿Sabes qué cosméticos necesitas según tu edad?

Bronceado con aerógrafo

Otra alternativa para obtener un bronceado sin riesgos es el bronceado con aerógrafo. Este método consiste en aplicar un tinte especial en la piel mediante un equipo de aerografía, logrando un bronceado natural y uniforme en pocos minutos.

¿Qué hacer después de ponerte morena?

Broncearse

Después de una sesión de bronceado, es fundamental hidratar y refrescar tu piel para mantenerla sana. Por ello, te recomendamos aplicar una loción o gel after-sun en todo el cuerpo, especialmente en las áreas más expuestas al sol. Estos productos están diseñados para calmar, hidratar y aliviar la piel después de la exposición solar. Ahora bien, aunque sea la recomendación postbronceado más importante, no se trata de la única.

Consume alimentos ricos en antioxidantes

Los alimentos ricos en antioxidantes, como frutas y verduras de colores intensos, pueden ayudar a proteger la piel del daño causado por los radicales libres.

 Asegúrate de incluir en tu dieta alimentos como zanahorias, tomates, espinacas y bayas, que son ricos en antioxidantes y pueden contribuir a mantener un bronceado saludable y duradero.

Mantén la piel hidratada desde el interior

No olvides mantener una buena hidratación bebiendo suficiente agua durante todo el día. La hidratación adecuada es fundamental para mantener la elasticidad de la piel y prolongar la duración del bronceado.

En conclusión, obtener un bronceado rápido y saludable es posible siguiendo los consejos mencionados en este artículo. Nunca olvides la importancia de cuidar tu piel antes, durante y después de la exposición al sol.

De igual forma, ten en cuenta que siempre está disponible la opción de optar por alternativas saludables como los autobronceadores y el bronceado con aerógrafo si prefieres evitar los riesgos asociados a la exposición solar o si simplemente deseas un método más rápido y cómodo que el bronceado natural. Así que ya sabes, la clave para disfrutar de un bronceado bonito y duradero es la prevención y el cuidado constante de tu piel.

Deja un comentario

Suscríbete y aprende TODO sobre Marketing Digital