Buscar
Close this search box.

Consejos para elegir el tono de mi base de maquillaje perfecta

Únete a nuestra newsletter de marketing

Contenido del artículo

Si eres amante del maquillaje, probablemente te hayas preguntado alguna vez, ¿cómo saber el tono de mi base de maquillaje?, ya que tal vez ya sabrás que encontrar la base perfecta puede ser un verdadero desafío.

El tono adecuado es clave para lograr un acabado natural y favorecedor, pero con tantas opciones en el mercado, puede resultar abrumador saber cómo elegir el tono de base de maquillaje que se adapte perfectamente a tu piel.

como saber el tono de mi base de maquillaje

Para que no tengas que preocuparte por esto, te daremos consejos útiles y prácticos para saber cómo elegir la base de maquillaje ideal para ti.

¿Cómo saber mi tono de base de maquillaje? Los consejos esenciales

Así que, ¿cómo saber el tono de mi base de maquillaje? Pues bien, lo primero que debes hacer es seguir los siguientes consejos que te ayudarán a encontrar la base perfecta para tu piel:

1. Identifica el subtono de tu piel

Antes de elegir una base, es importante identificar el subtono de tu piel. Los subtonos pueden ser cálidos, fríos o neutros. Por ejemplo, un subtono cálido tiene matices dorados o amarillos, mientras que un subtono frío tiene matices rosados o azules.

Si tu piel no tiene un matiz dominante, es probable que tengas un subtono neutro. Observa las venas en la parte interior de tu muñeca: si se ven más verdes, es probable que tengas un subtono cálido, y si se ven más azules, es probable que tengas un subtono frío.

2. Prueba en tu mandíbula

Una vez que tengas una idea de tu subtono, es hora de probar la base. Aplica una pequeña cantidad en la mandíbula y difumínala. El tono adecuado se mezclará perfectamente con tu piel y desaparecerá sin dejar líneas o contrastes evidentes.

Mujer maquillada

Hay que decir que la mandíbula es una zona ideal para probar el tono, ya que está cerca del rostro y permite comparar el color de la base con el de tu cuello.

Quizá te interese leer:  El gloss vuelve a estar de moda, vemos los más recomendables

3. Considera la temporada

El tono de tu piel puede variar según la temporada, especialmente si te bronceas en verano o tu piel se aclara en invierno. Es recomendable tener dos tonos de base: uno para el verano, cuando tu piel tiende a ser más cálida, y otro para el invierno, cuando tiende a ser más clara.

Siempre es mejor probar la base en diferentes épocas del año para asegurarte de que se adapte a los cambios en tu tono de piel.

4. Pide muestras

Antes de invertir en una base, solicita muestras en la tienda. Las muestras te permiten probar el producto durante unos días y ver cómo se comporta en tu piel en diferentes condiciones de luz. Además, puedes probar la base en diferentes momentos del día para asegurarte de que se mantenga intacta y se adapte a tus necesidades.

Cómo aplicar correctamente la base de maquillaje

No todo es responder a la pregunta de cómo saber mi tono de base de maquillaje, puesto que una correcta aplicación también reviste mucha importancia. De hecho, lograr un maquillaje impecable comienza con una correcta aplicación de la base, así que ahora te daremos unos consejos para eso:

Prepara tu piel antes de aplicar la base

Antes de comenzar con el maquillaje, es esencial preparar la piel. Para esto, limpia tu rostro con un limpiador suave y aplica una crema hidratante adecuada para tu tipo de piel. Si tienes poros dilatados o líneas finas, puedes aplicar un primer facial para disimularlos y crear una superficie más suave para la base.

Quizá te interese leer:  Ideas geniales para incorporar el azul en tu maquillaje y lucir perfecta

Utiliza la cantidad adecuada de base

Un error común es aplicar demasiada base, así que comienza con una pequeña cantidad y extiéndela uniformemente en tu rostro. Si necesitas más cobertura en ciertas áreas, como imperfecciones o manchas, aplica una segunda capa solo en esas zonas.

Usa las herramientas adecuadas para aplicar la base

Las herramientas que elijas para aplicar la base pueden marcar la diferencia en el resultado final. Puedes utilizar una brocha de maquillaje, una esponja o incluso tus dedos. Lo cierto es que cada método ofrece un acabado diferente, así que pruébalos y elige el que mejor se adapte a tus preferencias y necesidades. En este caso, el ensayo y error juega un papel crucial en la búsqueda del éxito.

Difumina la base hacia el cuello y la línea del cabello

Para evitar líneas de demarcación, asegúrate de difuminar la base hacia abajo, extendiéndola suavemente hacia el cuello y la línea del cabello. Esto ayudará a crear una transición natural entre el maquillaje y la piel que mejorará notablemente el resultado de la aplicación.

Sella la base con polvo translúcido

Para fijar la base y prolongar su duración, aplica una capa ligera de polvo translúcido, ya que esto también ayudará a controlar el exceso de brillo en la piel, especialmente en la zona T, es decir, la zona media del rostro.

Deja un comentario

Suscríbete y aprende TODO sobre Marketing Digital