Cabello

Recogidos que puedes hacerte tu misma sin mucho esfuerzo

Recogidos fáciles

¿Buscas una nueva forma de peinar tu cabello de forma original sin morir en el intento? ¡Es hora de desenfundar las horquillas y gomillas y ponerte manos a la obra! En este artículo vamos a compartir contigo algunos recogidos dignos de cualquier cena de gala que se precie, pero que son sorprendentemente fáciles de hacer. Encuentra una nueva forma de jugar tu estilo personal con estos elegantes recogidos… ¡Y deja a todos boqueabiertos!

4 recogidos elegantes que puedes hacerte fácilmente en casa

Moño clásico

Ya sea que tengas una boda o un evento de alfombra roja, este moño de baja altura llamará siempre la atención. Este es uno de esos recogidos especialmente indicados para melenas que cuentan con pelo abundante y de buen grosor. Recoge todos tus mechones en  una cola de caballo apretada y suave situada en la nuca. Curva las puntas de la cola con una plancha, y luego separala en una capa superior e inferior. Coge la capa inferior (para obtener más volumen) y hazte un moño normal y corriente, dejando el resto de mechones excpuestos. A continuación, utiliza los mechones sueltos de la parte superior para enrrollarlos alrededor de la gomilla del pelo, y asegura todo el peinado con horquillas.

Quizá te interese leer:  Con estos cortes de pelo lo vas a petar en 2018

Moño fácil para pelos rizados

Este es uno de esos recogidos perfectos para chicas que tienen el pelo rizado y quieren lucirlo en un peinado original. Ignora el instinto de cepillarte los rizos y, en su lugar, utiliza en un spray acondicionador sin aclarado para resolver cualquier enredo.

Primero separa una sección de pelo en la parte superior de tu cabeza hasta las sienes. Gírela en la parte posterior y asegúrela con horquillas (para aumentar el volumen, puede dejarlo un poco suelto). Luego, toma la sección más cercana a tu oreja izquierda y gírala alrededor de las primeras horquillas. Añade unas cuantas más para asegurar todo en su lugar. Separa el resto de tus rizos en dos o cuatro secciones, dependiendo de la cantidad de cabello que tengas, y recoge cada sección en un pequeño moño sujeto con otra horquilla.

Recogidos fáciles

Moño trenzado

Si puedes trenzar tu cabello bastante rápido, este es uno de esos recogidos que podrás hacer fácilmente en un abrir y cerrar de ojos. Solo asegúrate de cepillarte el pelo primero para eliminar cualquier nudo molesto. Recoge tu pelo en una cola de caballo para asegurarlo, y luego peinala en una trenza. Utiliza una gomilla del pelo para asegurar el extremo de la trenza y luego enrróllala hacia tu izquierda, y a continuación hacia la derecha, formando una especie de U. Lleva la punta de la trenza al nacimiento de la misma y colócala debajo. Usa horquillas alrededor de los bordes del moño hasta que estés segura de que no se mueve, y tira entonces suavemente de los bordes para que quede más voluminoso antes de rociar con laca para fijarlo.

Quizá te interese leer:  Descubre qué cepillo debes usar para tu tipo de cabello

Recogido en dos pasos

Los recogidos más sencillos son a veces los que más fácilmente te dejan sin aliento: todo lo que necesita es un poco de un maña. Y este moño super fácil solo implica dos pasos. Primero divide tu pelo en dos partes, y enróllalas con forma de rosquilla para que descansen en la base de tu cuello. Asegura la estructura con horquillas alrededor y luego tira delicadamente para espesar el moño.

Recogidos que puedes hacerte tu misma sin mucho esfuerzo
¡Valora este artículo!

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Ir arriba